La Corte llamó a audiencia para definir el veto a la política migratoria de Trump

La audiencia estaba destinada a escuchar a los abogados del Departamento de Justicia, que presentaron una declaración de defensa de la medida, y a aquellos de los estados de Washington y Minnesota que entregaron una demanda contra la prohibición.

La prohibición sobre los ingresos a Estados Unidos de ciudadanos musulmanes debe restablecerse de inmediato, visto que de esta medida depende la seguridad nacional.
Es el pedido perentorio que la administración Trump presentó a los jueces de la Corte Federal de Apelaciones de San Francisco, que deberá decidir si confirma el bloqueo del decreto o lo autoriza.
Una audiencia se realizaba anoche al cierre de esta edición, donde eran escuchados los abogados del Departamento de Justicia, que presentaron una declaración de defensa de la medida, y aquellos de los Estados de Washington y Minnesota, que entregaron una demanda contra la prohibición.
A estos dos estados se les están sumando en las últimas horas otros 16, entre ellos los de Nueva York y California, que presentaron un documento contra la prohibición. Así como lo habían hecho 97 grandes de la web y de la Silicon Valley, más de 200 investigadores y docentes universitarios y una decena entre ex secretarios de Estado y ex responsables de inteligencia.
La Corte de Apelaciones deberá decidir en particular si el presidente Donald Trump excedió su autoridad y violó la primera enmienda de la Constitución estadounidense y la ley sobre la inmigración.
El decreto -resaltaron por su lado los abogados del Departamento de Justicia- "es legal y entra en el ejercicio de los poderes concedidos al mandatario en lo que respecta al ingreso de extranjeros en Estados Unidos como a la admisión de los refugiados".
Además -se lee en la declaración de defensa- es "equivocado" decir que la medida toma en la mira a los musulmanes. Se trata en cambio de un decreto para proteger a los ciudadanos estadounidenses de posibles amenazas, sostiene.
Una vez que la Corte haya decido, ambas partes podrán apelar la sentencia frente a la Corte Suprema.
Trump afirmó que "no puede creer" la batalla legal que tiene que librar en defensa de su veto inmigratorio, y anunció que de ser necesario llevará el caso a la Suprema Corte.
El magnate inmobiliario aseguró en una rueda de prensa que librará su combate "a lo largo de todo el sistema", pero esperaba que no llegara hasta la máxima instancia judicial, porque era un caso de "sentido común", informó la cadena CNN.
Para el mandatario republicano, "gente malintencionada" está buscando "quitarnos muchos de nuestros (sic) poderes", pero que sabía que sus políticas tenían más estadounidenses que las apoyaban que quienes protestan contra el decreto.

RECHAZOS Y DETENCIONES
Un total de 19 rabinos fueron detenidos en la noche del lunes durante una protesta en Nueva York contra el veto a inmigrantes dictado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó ayer la Policía.
Los rabinos fueron detenidos por hacer una sentada e interrumpir el tráfico y después de pasar unas horas en dependencias policiales quedaron en libertad y se enfrentan a varios cargos por alteración del orden público.
"No podemos tolerar este decreto. Es muy doloroso para nosotros (...) La tradición nos enseña que debemos ser amables con la difícil situación de los refugiados", dijo a ese periódico la copresidenta del grupo, Rachel Gartner, al periódico Daily News.
Por otro lado, los museos, con singulares muestras, se suman a las protestas contra el decreto de inmigración que firmó el presidente Donald Trump y que la justicia frenó temporalmente.
La nave insignia de esta manifestación es el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA), una de las instituciones más prestigiosas del país, que el fin de semana decidió retirar temporalmente obras de Pablo Picasso, Henri Matisse, Vincent Van Gogh y Claude Monet para colgar en sus paredes trabajos de artistas iraquíes, iraníes y sudaneses.
La señal fue clara: son obras de hombres y mujeres de algunos de los siete países con población mayoritariamente musulmana a los que el decreto de Trump les prohibió la entrada al país.
Una protesta singular que la prensa neoyorquina calificó como "la más importante" que haya realizado una institución de este tipo contra un presidente.
En tanto, el Metropolitan Museum de Nueva York también manifestó que uno de sus éxitos más recientes, la mega exposición "De Iberia a Asiria", que se exhibió de 2014 a 2015, nunca podría haberse realizado en la era de Trump, destacó el diario The New York Times.
Al margen de los grandes santuarios artísticos, otras galerías más pequeños y centrados en la defensa de minorías, también se replantearon su función.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico