"La crisis en Chubut no es sólo climática"

La Federación Empresaria de Chubut marcó la necesidad de cambios en las políticas nacionales y provinciales para darle oxígeno a las pymes en la Patagonia. Considera que la reactivación económica a través de la obra pública en el país hoy no se refleja en la provincia.

El titular de la Federación Empresaria de Chubut (FECh), Carlos Lorenzo, se refirió a la situación económica de la provincia y aseguró que la crisis y la emergencia por la que atraviesa Chubut hoy va más allá del nuevo temporal que produjo serios trastornos, afectando a cientos de familias, con complicaciones en las comunicaciones y la producción.
Lorenzo marcó que la prioridad hoy debe estar centrada en aquellos que "la están pasando mal", aunque marcó algunas deficiencias dentro del funcionamiento del Estado, que hoy no está dando respuestas y que pone en riesgo no sólo puestos de trabajo, sino la supervivencia de las pymes patagónicas.
Por ello advirtió que "si esta situación no se revierte con políticas de los estados nacionales y provinciales adecuadas, estaremos condenados al cierre de muchas PYMES".
Para el presidente de la FECh, "la crisis en Chubut ya no es tan solo climática. El impacto negativo de la naturaleza a partir del primero de abril lo único que ha logrado poner al descubierto es la grave situación financiera de los estados provinciales patagónicos, de la cual Chubut no es ajeno".
"A la producción del petróleo este año estará bajando un 10%, a lo que hay que sumarle el bajo precio del mismo. En junio del 2014 llegó a los 115 U$S y hoy ronda los 45 U$S el barril provocando una fuerte disminución de la principal fuente de ingresos chubutenses que son las regalías petroleras. La incidencia del Estado en la economía general en la Patagonia es más gravitante que en el resto del país por lo que si las finanzas públicas no están bien, tampoco lo está el sector privado".
En relación a la política económica llevada adelante por Nación, Lorenzo expresó que "el plan que sostiene el Gobierno Nacional es que para reactivar la economía se plantea llevar adelante un gran programa de obras públicas y ello es correcto. Ahora esto aquí no se nota. La obra pública no derrama en la región suficiente cantidad de dinero como para impactar en forma positiva, además los cambios de políticas públicas para las inversiones en la materia han demorado esta reactivación en Chubut".
Además, reflejó el centralismo que existe hoy en las decisiones. "El éxito de una política de reactivación basado en la obra pública en un país tan extenso como la Argentina se logra solo con una política de descentralización en su ejecución, cuestión que hoy no es así".

CONSECUENCIAS

Las consecuencias, según el referente de la Federación Empresaria, tienen que ver con que "esta realidad provoca que el sector privado expulse empleo y se agravará notablemente si no se toman medidas. Nuestro pedido de lograr competitividad a partir de medidas que impacten logrando que dejemos de ser una provincia extractiva para transformarlo en una provincia productiva no es antojadizo. La carga impositiva es muy alta en el país y sobre todo en Chubut y la Patagonia donde el costo es 50% mayor".
Reiteró que "si esta situación no se revierte con políticas de los estados Nacionales y provinciales adecuadas, estaremos condenados al cierre de muchas PYMES. Algunas que no son patagónicas como la embotelladora o la cerámica solucionaron su problema con el traslado, pero las que son genuinamente patagónicas aquí nacieron y aquí desaparecerán".
A modo de conclusión, reflexionó: "Hoy la prioridad es la gente que la está pasando mal, gente humilde que a sus carencias diarias se le suma este castigo del cambio climático. Hacia ahí deben estar dirigidos todos los esfuerzos. De todos modos es necesario cambiar la ecuación de que en una provincia con muchas riquezas existan tantas carencias. Hay que ir en la búsqueda de nueva fuentes de ingreso para el estado basado en la generación de nuevas energías. Hay que trabajar sin demoras en reformas del Estado, reestructuración del gasto público, eliminación de la presión tributaria, el exceso de las regulaciones, para facilitar las inversiones".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico