La crisis en el petróleo desvela a otros gremios

El Patagónico consultó a los protagonistas del mercado laboral de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly y entre los gremios más importantes confirmaron su compromiso de realizar medidas de fuerza si es que mañana no hay respuestas a los incentivos que necesita la industria petrolera. Es que -según entienden- ante este panorama todos los rubros "se verán afectados", ya que se podría perder más de un 10% de la masa salarial de la zona, que contabiliza a 50.000 trabajadores activos.

Se estima que en Comodoro Rivadavia y Rada Tilly hay más de 50.000 empleados activos, distribuidos en el ámbito privado y el público. Solo el Sindicato de Petroleros y Gas Privado de Chubut cuenta con casi 13.000 afiliados, mientras que Jerárquicos tiene 2.500 y entre el municipio que conduce Carlos Linares y Provincia registran 9.452 trabajadores activos, según indica el último padrón electoral provisorio de SEROS.
Estos gremios, junto a UOCRA, que tiene 6.000 obreros; Camioneros con 3.000 trabajadores y el Centro de Empleados de Comercio que cuenta con más 10.000 son los sindicatos que nuclean una mayor cantidad de asalariados, en este último caso sabiendo que hay una innumerable proporción de empleados activos que no está afiliados por las características de un rubro complejo y numérico, pero que será uno de los afectados ante la inminente crisis petrolera de una industria que necesita contar con un precio del barril de exportación acorde al costo de producción.
Se espera que mañana en Buenos Aires las operadoras, junto al gobernador Mario Das Neves y los secretarios generales de petroleros de base y Jerárquicos, Jorge Ávila y José Lugdar, mantengan una reunión con los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, y de Energía, Juan José Aranguren, con el objetivo de llegar a un acuerdo y fijar un precio de exportación cercano a los 54,90 dólares.
De esta forma, el impacto de la crisis sería menor ante un panorama que recuerda mucho a la crisis del 98 (y que se extendió por cuatro años). Aquella fue la última que afectó gravemente a la ciudad cobrándose miles de despidos, pero también en los inicios de esa década, cuando se privatizó YPF (Yacimientos Petrolíferos Fiscales) y golpeó duro a la región, especialmente a los antiguos pioneros.

PRIMERAS SECUELAS
Lo cierto es que más allá de lo que pase en el encuentro de mañana, la crisis ya pegó el primer golpe con cientos de despidos, como por ejemplo los 92 trabajadores de la construcción desafectados de la obra de la autovía Comodoro Rivadavia-Caleta Olivia, que se vieron perjudicados por el desacuerdo entre Austral Construcciones y el Gobierno Nacional. O los empleados de Sol Líneas Aéreas, quienes ante la caída de un convenio con Aerolíneas Argentinas en la gestión de Mariano Recalde, se cobró el trabajo de 300 empleados en el país (cuatro de ellos en Comodoro Rivadavia), quienes esperan que se concrete la licitación de las rutas y puedan ser recontratados por otra firma.
A ellos también se pueden sumar otros 40 trabajadores de la construcción pertenecientes a UOCRA que fueron suspendidos tras la cancelación momentánea de los trabajos en una importante obra de la ciudad y ahora quedaron a la espera de eventuales reactivaciones. A ellos se suman otros 250 que ven peligrar su fuente de trabajo dentro de los yacimientos, según explicó Rubén Crespo, secretario adjunto del gremio, quien fue consultado durante la semana.
"En yacimiento nosotros tenemos 3.000 compañeros de los cuales 250 están peligrando su fuente de trabajo. En el lado de YPF ya nos bajaron 50 compañeros que están en la base de EDV S.A. Así que no estamos ajenos a este conflicto porque también afecta al bolsillo del trabajador", aseguró.
El gremio oficial de la construcción fue uno de los que participó del acto que el jueves se realizó en el sindicato de Petróleo y Gas de Chubut. Allí se marcó una clara postura ante lo que viene, señalando que si mañana no hay respuestas se paraliza la producción y la ciudad.
Es que tal como señalaron Avila y el intendente Carlos Linares, si no se llega a un acuerdo se iniciaría un plan de lucha conjunto que ya cuenta con el compromiso de UOCRA, Camioneros y otros gremios. Uno de ellos sería el Centro de Empleados de Comercio. Así lo confirmó Matías Silva, miembro de la secretaría gremial y de la comisión directiva del Centro quien dejó entrever la preocupación ante la posibilidad de despidos.
"Si nos invitan a unirnos al reclamo, lo más probable es que participemos. Todos los días estamos recibiendo reclamos de trabajadores de distintos sectores de empleados de Comercio; estamos tratando de minimizar lo que va a ser esta crisis que va a afectar a todos. Pero sí han aumentado y se han incrementado la cantidad de desvinculaciones en las empresas", confirmó.
Según entiende el dirigente gremial, estos reclamos no se incrementan por la crisis, sino por la especulación empresaria. "Los empresarios están abriendo el paraguas, especulando con no perder la rentabilidad. Pero creemos que recién el martes, dependiendo de lo que se resuelva en la reunión petrolera, vamos a saber qué panorama nos espera", analizó.
"Es cierto que no podemos mirar para el costado porque esto es una pirámide que comienza por petroleros y sigue por comercio. Nosotros somos importantes y al momento de tomar las decisiones, tomaremos las mejores. No somos de estar permanentemente en la calle, pero si lo tenemos que hacer lo haremos", agregó.

LOS BANCARIOS, TAMBIEN
La Bancaria también fue consultada por el panorama que se vive y desde el gremio confirmaron que se sumarán al reclamo. "Ya tenemos el aval a nivel nacional; nos vamos a sumar. Estamos acostumbrados a estas cosas. Las vivimos en la década del 90, estamos en alerta y en estado de vigilia permanente", sostuvo Walter Rey.
"Va a afectar a toda la economía; no solo a Comodoro Rivadavia sino a Chubut. En nuestro caso el sector de trabajo está bancarizado; en el caso puntual de petróleo representa un importante movimiento de dinero. Entonces esta crisis está afectando, está tocando de cerca y va a afectar a la actividad financiera y al sector de trabajo", manifestó el representante del gremio que en Río Senguer, Sarmiento, Comodoro Rivadavia y Rada Tilly cuenta con 600 afiliados, siendo el 90 por ciento de estas dos últimas ciudades, donde aún no han sentiido despidos.
Por su parte, según se confirmaron SMATA (Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor de la República Argentina) y Luz y Fuerza, con 1.000 y 400 trabajadores en Comodoro Rivadavia y zona de influencia, respectivamente, también se sumarían a la lucha en caso de que no haya acuerdo por el barril de exportación.
Mientras, otros gremios analizan qué postura tomar. Es que es innegable, teniendo en cuenta la cantidad de trabajadores que hay en Comodoro y Rada Tilly, que de no llegarse a un acuerdo significaría perder más del 10 por ciento de la masa salarial, ya que solo la industria petrolera vislumbra el peligro de por lo menos 5.000 fuentes laborales, lo que impactará directamente en el consumo de una de las zonas de mejores índices económicos del país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico