La CTA cruzó al Gobierno y a empresarios por las paritarias

Yasky se opuso también la posibilidad de "discutir paritaria en base a un modelo previamente pautado en el que el aumento salarial se fija desde afuera de los sindicatos en una especie de acuerdo económico social".

En medio de las versiones cruzadas entre el Gobierno y los gremios, el secretario general de la CTA, Hugo Yasky, remarcó la necesidad que se respete el modelo de los últimos 12 años y rechazó la idea de algunos empresarios de atar el aumento de salarios en función a la productividad.
"La búsqueda de esos empresarios es convertir los salarios de los trabajadores en rentabilidad propia. Quieren discutir productividad y nosotros queremos discutir con paritarias libres y que se respete el modelo que venimos llevando adelante desde hace 12 años ininterrumpidamente", dijo el líder sindical en declaraciones a FM Blue.
Para el titular de la CTA, la discusión paritaria "no tiene que estar condicionada ni a la productividad ni a ningún otro rubro en particular". En tanto, Yasky rechazó también la posibilidad de "discutir paritaria en base a un modelo previamente pautado en el que aumento salarial se fija desde afuera de los sindicatos en una especie de acuerdo económico social".
"No puede haber ningún acuerdo económico y social que no parta de respetar los pilares básicos: paritaria libre, política de empleo, movilidad jubilatoria y consejo mínimo, vital y móvil. Eso ha hecho que durante 12 años las cosas socialmente funcionaran bien pese a que había otros problemas como el impuesto a las Ganancias", indicó.
El sindicalista señaló que "hay empresarios que piensan que ahora tienen la oportunidad de tomar revancha y modificar unilateralmente las reglas de juego y eso los sindicatos no lo podemos permitir".
Por último, Yasky consideró que las declaraciones del ministro de Hacienda y Finanzas, Adolfo Prat Gay, en las que sostuvo que los sindicatos "no pueden poner en juego el empleo en pos de una paritaria", tienen una "arista extorsiva".

LA POSICION DE PRAT-GAY

"Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salario a cambio de empleo", sostuvo el ministro de Hacienda y Finanzas, quien ya el sábado había lanzado una advertencia similar de cara a las paritarias. Dijo que el gobierno prevé una inflación del "20 al 25" por ciento para 2016 y estimó en "cerca del 30 por ciento" la de 2015.
"Yo estoy preocupado por la inflación", sostuvo Prat Gay en una entrevista con el canal América y dijo: "Aspiramos a que a lo largo del mandato la llevemos a un dígito". "Arrancamos (con una inflación) cerca del 30 por ciento, que es con lo que va a cerrar el año, y en 2016 apuntamos a una del 20 o 25. No sabemos cómo terminar algunos ajustes de precios del año anterior, ya que tenemos un arrastre que nos ensucia un poco la discusión", argumentó el ministro.
Se refirió también a las discusiones salariales que comenzarán en el primer trimestre del año y nuevamente lanzó una advertencia sobre los pedidos de aumento de los sindicatos. "Creo que cada paritaria discute lo que puede discutir y acá no es solo la dimensión del salario sino también cuidar el empleo", manifestó.
"Me parece que cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salario a cambio de empleo", aseveró Prat Gay, aunque admitió que los acuerdos debieran estar "un poco por encima de la inflación proyectada".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico