La CTA instaló una carpa y directivos de escuelas entregaron llaves de instituciones

En el marco del paro general en reparticiones púbicas de toda la provincia y en repudio a los violentos incidentes ocurridos en la madrugada del sábado frente a la residencia de la gobernadora Alicia Kirchner, Río Gallegos ayer volvió a ser epicentro de protestas de trabajadores estatales activos y pasivos.

Caleta Olivia (agencia)
La CTA Autónoma instaló frente al Banco Santa Cruz una carpa de grandes dimensiones, cortando el paso del tránsito en la avenida Presidente Néstor Kirchner. Referentes de los gremios que la conforman brindaron charlas informativas sobre los diferentes reclamos hacia el Gobierno provincial, en tanto que numerosos jubilados protagonizaron una sentada en las escalinatas de la entidad crediticia y quisieron presentar un petitorio a sus autoridades para que no se les descuenten préstamos, pero nadie se los recibió.
Otro grupo de pasivos permanecía en el acceso al edificio de la Caja de Previsión Social reclamando el pago de sus haberes en tiempo y forma. Por otra parte, numerosos directivos de escuelas cerraron las puertas de las instituciones que tienen a su cargo y entregaron las llaves al Consejo Provincial de Educación, acompañados por numerosas maestras y maestros que se encuentran en huelga desde el mismo inicio del ciclo lectivo.
Ayer Río Gallegos, la capital de Santa Cruz, fue epicentro de protestas de trabajadores estatales activos y pasivos, en el marco del paro general en reparticiones púbicas de toda la provincia y en repudio a los violentos incidentes ocurridos en la madrugada del sábado frente a la residencia de la gobernadora Alicia Kirchner.
A la generalizada medida de fuerza también se sumó la Asociación de Profesionales de la Salud (APROSA) que a través de un comunicado de prensa expresó que nada puede justificar gases lacrimógenos y balas de goma contra trabajadores que realizaban un reclamo legítimo.
"El gobierno de Santa Cruz tiene que reflexionar y buscar caminos pro-activos de gestión, con consensos sociales, donde el diálogo institucional sea el eje en común a preservar para arribar a acuerdos sistemáticos que den tranquilidad a los trabajadores que no merecen recibir esta clase de respuestas violentas a sus reclamos", indicó la entidad gremial.

MAS REPERCUSIONES
Los sucesos ocurridos en la residencia de la gobernadora generaron diferentes posturas de entidades intermedias y de sectores políticos oficialistas y opositores. La Federación Económica de Santa Cruz se solidarizó con las personas que resultaron heridas y reconoció como "válidos y justos los reclamos de distintos sectores de la sociedad santacruceña, pero rechaza y repudia cualquier hecho de violencia que se produzca en el marco del derecho legítimo al reclamo o la protesta".
Por su parte, los presidentes de los comités de la Unión Cívica Radical de toda la provincia se solidarizaron "con todos los ciudadanos que han sido arteramente reprimidos en el reclamo de sus justos derechos".
Al mismo tiempo, advirtieron que "en ningún caso ello debe interpretarse como un aval hacia aquellos violentos que desdibujan los reclamos de una sociedad que reclama ante las autoridades provinciales el cumplimiento de las obligaciones básicas que todo estado tiene para con su gente".
A su vez, la Unidad Básica "Los Muchachos Peronistas" y el partido "Primero Santa Cruz" dijeron: "entendemos que el camino de la violencia conduce a más violencia y que la paz social debe primar en estos momentos difíciles en los cuales la necesidad de educación, salud y justicia es un clamor popular en Santa Cruz y toda nuestra Argentina".
Por su parte el parlamentario de Mercosur, Mario Metaza (FpV), en un mensaje dirigido al presidente Mauricio Macri, le dijo: "no te creo nada que hayas utilizado las redes sociales para repudiar el artero ataque perpetrado contra la Residencia de la gobernadora de Santa Cruz donde solamente se encontraban cinco mujeres y un bebé".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico