La denuncia de un vecinalista abrió la causa "Apadrinados"

Ocho meses de minuciosa investigación por parte de la división de Drogas culminó con la causa denominada "Apadrinados", en la que los involucrados tenían contacto con políticos de esta ciudad. Los 22 allanamientos permitieron desbaratar una banda que no sólo se dedicaba a la venta de drogas sino también al presunto lavado de dinero, causa paralela que se encuentra en trámite.

La causa se inició el 18 de octubre de 2013 y finalizó en junio de 2014. Fueron detenidas 16 personas, entre ellas una mujer. La investigación se originó a través de la denuncia de un dirigente vecinal que recepcionó la Seccional Segunda y la trasladó al área de Drogas.
En la primera averiguación se conoció que desde un domicilio en el que residían una mujer y sus hijos menores de edad se producía la venta ocasional de marihuana. También tenían la costumbre de robar las viviendas a sus vecinas con total impunidad. La causa desencadenó una extensa investigación que fue continuada por Prefectura Naval Argentina debido a la falta de recursos de la policía provincial.
Los procedimientos se realizaron en los barrios Pueyrredón, Centro, Ciudadela, José Fuchs, 30 de Octubre, Laprida, Las Flores, Máximo Abásolo, Isidro Quiroga, San Isidro Labrador, San Martín y General Mosconi, además de otros dos en el barrio Don Bosco de Esquel.
Como corolario se secuestraron 58 kilos de marihuana, 105 tubos de cocaína denominada "alita de mosca" que estaba preparada en particulares envoltorios de papel glace. También se incautaron 8 armas de fuego, tres vehículos y $190.000. Los cabecillas eran el ex sindicalista petrolero, Claudio "Cabezón" Morales, José Omar Almonacid (alias "El Padrino") y otro hombre de apellido Jones, todos procesados y detenidos.
En otra investigación realizada entre marzo y setiembre de 2014, momento en que se registró el conmocionante crimen de Yasmin Chacoma, la policía de Drogas cumplió con trece requisas domiciliarias, seis de las cuales se hicieron en la vecina ciudad de Sarmiento. Las restantes en los barrios San Martín, Isidro Quiroga, Caleta Córdova y Rada Tilly.
Se secuestraron cinco kilos de marihuana, dos armas, tres vehículos y se detuvo a cinco hombres que se dedicaban a la venta de estupefacientes en las tres mencionadas ciudades.

CONTACTOS POLITICOS
El conocimiento de que había un "cabecilla" narco con alto poder adquisitivo condujo a una investigación de cinco meses entre julio de 2014 y enero del año pasado. El sujeto se enriqueció ilícitamente de tal forma que cuenta con varias propiedades, vehículos de alta gama y dinero en abundancia que le permitía desplazarse a sus anchas por todo el país.
La Brigada de Drogas concretó una decena de operativos en los barrios de Kilómetro 5 y 8, Newbery, Moure, Centro, San Martín, Pietrobelli y Rada Tilly. Se incautaron 14 kilos de cocaína, 12 kilos de marihuana, 3 armas, 7 vehículos y $1.200.000. La organización estaba integrada por siete hombres y una mujer.
En sólo 23 días, los investigadores detectaron la continua presencia en esta ciudad de un narcotraficante oriundo de la provincia de Santa Fe. Se trataba de jefe de la hinchada de Colón que habría ingresado a la ciudad con intenciones de instalarse y organizar una red con punteros locales.
El sujeto, que había llegado hacía poco tiempo a Comodoro Rivadavia, se dedicaba a la venta al menudeo de cocaína denominada "alita de mosca", que posee un alto grado de pureza y es de las más costosas en el mercado. Sólo un gramo puede pagarse hasta $400.
Durante el tiempo de investigación que se inició en mayo de 2015, los efectivos realizaron incansables tareas de campo y escuchas telefónicas para recolectar las pruebas necesarias para detener a los colaboradores locales del jefe narco. Ello evitó el arraigo de ese grupo foráneo en la ciudad.
Con tres allanamientos en los barrios San Cayetano e Isidro Quiroga, la policía secuestró 630 gramos de la denominada cocaína, 175 gramos de marihuana, tres plantas cannabis sativa, un arma, $28.000, dos autos y la detención de tres sujetos. La causa está en manos de la justicia Federal.

DESDE LA CARCEL
Otro de los resonantes golpes al narcotráfico que se registró el año pasado fue el desbaratamiento de una banda que era operaba desde una cárcel de la provincia del Chaco. La mujer del reo fue detenida a bordo de un transporte de larga distancia en Garayalde con 1.000 tizas de cocaína
El "cabecilla" del grupo era un detenido judicial alojado en una unidad penitenciaria de Chaco que utilizaba a su pareja para realizar el transporte de los estupefacientes desde Buenos Aires a Comodoro Rivadavia, donde era recibida por el grupo local dedicado a la comercialización.
Otro aspecto importante fue que uno de los detenidos residía en Ciudadela, frente a una escuela, lo que agravó la situación procesal de la banda. Dicha investigación se inició el 14 de abril y culminó el 28 de julio. La policía de Drogas cumplió con diez allanamientos en los barrios Fuchs, Roca, Kilómetro 3 y 17. La requisa más importante fue en Garayalde y otra se hizo en Chaco.
En total se incautaron 10 kilos de cocaína, fraccionada en 1.000 tizas, 100 dosis de LSD (dietilamida de ácido lisérgico), marihuana, $30.000, dos vehículos y cinco detenidos, entre ellos una mujer.

ESTUDIANTES DE KM 3
La ultima investigación de la gestión de los comisarios Julián Vilches y Andrés Avila fue la realizada el 10 de diciembre y que demandó doce días de investigación. Un sujeto vendía droga a estudiantes adolescentes de los colegios Deán Funes, Biología Marina y 770 (ex TAE) de Kilómetro 3.
Varios padres de chicos de entre 15 y 17 años efectuaron la denuncia en la que un sujeto comercializaba droga a los menores. Incluso quería involucrar a los chicos en la venta ofreciéndoles ganancias. Los padres concurrieron a la comisaria Mosconi.
Los agentes de drogas efectuaron tareas de campo y constataron el grave delito denunciado. El allanamiento se realizó en el domicilio del sospechoso, en calle Los Búlgaros y Avenida del Libertador, donde se secuestró 255 gramos de marihuana fraccionada, tres plantas de cannabis sativa, 15 gramos de cocaína, tres balanzas de precisión y un arma.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico