La desgarradora historia detrás de la foto viral

Imogen Petrak tenía 36 semanas de embarazo cuando fue internada de urgencia por una infección de oído. Esto le causó una lesión irreversible en el cerebro. Antes de ser desconectada del soporte vital, su otro hijo de 17 meses, le dio un beso de despedida. La foto del momento se viralizó en las redes sociales.

La infección de oído pasó al cerebro por una meningitis meningocócica, por lo que su hija menor nació cuatro semanas antes y se encuentra en buen estado de salud.

La mujer, oriunda de Australia, se encontraba conectada a un soporte vital y su familia decidió dejarla partir. Poco antes de fallecer, su hijo de 17 meses JB fue llevado al hospital para que se despidiera de su madre.

La foto del momento fue publicada en una página de GoFundMe, creada por su amiga Renee para juntar dinero y así ayudar a la familia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico