La dirigencia política y sindical de Chubut se entusiasma con aumentar la producción de gas

Frente a la caída de la actividad petrolera consideran que potenciando los pozos gasíferos de la Cuenca del Golfo San Jorge se cubrirán empleos y regalías. Sin embargo hay más optimismo que realidad. Mientras tanto, el Gobierno provincial evalúa acciones en torno al uso que hacen las operadoras de las reservas de gas para autoabastecerse de energía.

El gas, una salvación. Así lo piensan en la dirigencia política de Chubut y los sindicatos. Ante la contracción de los beneficios económicos que arroja el petróleo, la creciente producción de gas ayuda a las compañías de la Cuenca del Golfo San Jorge a compensar. Si los pozos gasíferos generan menos mano de obra, todo suma en tiempos difíciles para la actividad.
La reciente visita de Marcos Bulgheroni como CEO de Pan American Energy sirvió para aclarar las potencialidades y limitaciones de apostar al gas. Todas las compañías vienen incrementando su producción de gas, pero PAE superó todas las expectativas en Cerro Dragón, al punto de poder autoabastecerse de energía en los cuatro distritos en los que está dividido su yacimiento.
La estrategia tiene que entender qué sucederá con una eventual producción incremental en el verano, puesto que el único cliente cercano para vender aquello que sobre es Chile. La calidad del gas chubutense tampoco cumple con expectativas para procesarlo en la actual infraestructura.
La economía de los pozos de tight gas en Neuquén y el convencional en Chubut son interesantes para un desarrollo a diez años, estiman consultores del sector, sin embargo el shale requiere tecnología de un costo tal muy difícil de trasladar a la demanda. El precio de gas en boca de pozo es uno de los temas a resolver dado que las operadoras piden valores que sostengan los niveles de inversión y rentabilidad.

GAS PARA ENERGIA INTERNA
El autoabastecimiento de los yacimientos para energía interna empieza a gestar una controversia entre el Estado y las operadoras. El Gobierno provincial evalúa la posibilidad de una queja formal a PAE porque empresa que opera el yacimiento de Cerro Dragón utiliza parte de su producción de gas para alimentar de energía eléctrica a todas sus concesiones. Por esa utilización de las reservas no paga regalías. Es decir, entienden en el Gobierno, se apropia del recurso.
La administración Mario Das Neves viene conversando el asunto con autoridades de la compañía. Más allá del reclamo que el Gobierno considera apropiado, es parte de la visión de incrementar las regalías gasíferas. El entusiasmo pasa por duplicar los 40 millones de pesos mensuales que percibe en concepto de regalías -según datos de mayo-.
Los yacimientos que producen gas pueden autoabastecerse de energía, en tanto otros tienen que ingeniárselas. Es así que las viejas propiedades mineras apuntan a parques eólicos como CAPSA en Diadema o a la compra de garrafas de tamaño industrial como CRI Holding en Yacimiento KM 8.

CONVERTIR A LA CUENCA
La Cuenca San Jorge siempre tuvo un fuerte liderazgo petrolero, no así en el gas. Es por eso que la inversión en infraestructura estuvo orientada a ese recurso y no al gas natural. Hay inversiones para instalar más pozos de gas, como los de Petroquímica y Petrominera en el área Colhué Huapi, y Pan American Energy tiene cada vez más stock gasífero.
PAE produce algo más de 250 millones de metros cúbicos por mes, la segunda productora es YPF con 25 millones, sigue Tecpetrol con no más de ocho millones de metros cúbicos mensuales y CAPA genera tres millones. Otras productoras de menor importancia son Colhué Huapi, Petrominera y Petrolera Cerro Negro.
Pero el petróleo atraviesa tiempos complejos. El reporte del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) llamado "Origen provincial de las exportaciones" informa que Chubut exportó por u$s900 millones en el primer semestre de 2016. El aluminio le compite la punta al petróleo como generador de divisas, ambos recursos con más de 260 millones de dólares.
El jerárquico José Llugdar alguna vez manifestó que sus agremiados podrían tener salida laboral en ei sector gasífero, pero le tocó una pelea con el sindicato par de Tierra del Fuego. Es que en la isla opera el proyecto Vega Pléyade de Total Austral, en asociación con Pan American Energy y Wintershall. El personal técnico y profesional es altamente demandado allí.
Vega Pléyade está a 25 kilómetros de la costa de Tierra del Fuego, en una zona compartida por esa isla y el Estado nacional. Para su explotación se instalará una plataforma y una línea de producción de 77 kilómetros (72 submarinos y 5 en tierra) entre el pozo y las instalaciones que la empresa tiene en la zona de Cullen y de Cañadón Alfa, en el norte provincial.
Ante la crisis petrolera, todo suma. Sin embargo, los pozos gasíferos emplean menos gente que los de crudo, así que los sindicatos también deberán tener cautela.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico