La embarazada herida en Hurlingham está con pronóstico reservado

La embarazada herida en la masacre de Hurlingham, que permanece internada con "pronóstico reservado" en el Hospital Posadas, tenía fecha de cesárea para este lunes y el parte médico reportó que recibió tres disparos y uno de ellos mató al bebé.

La mujer, Mónica Beatriz Lloret, de 36 años, estaba embarazada de nueve meses y tenía programada una cesárea para este lunes.

El parte médico emitido por el centro de salud sostuvo que uno de los tres balazos que recibió la mujer "perforó el útero e hirió mortalmente al feto, quien presentaba orificio de entrada y salida del proyectil".

El informe reportó que Lloret ingresó al centro de salud con tres heridas de arma de fuego y sostuvo que una se encontraba en el tórax, otra en el abdomen y la última en una de sus piernas.

El parte médico afirmó que "se le realizó cesárea de urgencia" y dijo que el feto "presentaba orificio de entrada y salida del proyectil".

"Actualmente la paciente se encuentra en Terapia Intensiva, con inestabilidad hemodinámica", expresó el parte, y manifestó que "su pronóstico es reservado".

Lloret fue atacada por Diego Loscalzo, alias "el Chino", de 38 años, quien discutió con su pareja, Romina Maguna, de 36, y tras quitarle su arma reglamentaria la mató a balazos. El hombre también mató a otros cuatro familiares de la mujer e hirió a otras tres personas.

Seguí leyendo en MinutoUno.com

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico