La Escuela 514 cerró su ciclo lectivo con la graduación de dos alumnas

La escuela de educación especial cerró ayer el año 2016, con la despedida de dos alumnas y un emotivo acto que contó con la participación del intendente Carlos Linares. El jefe comunal en su discurso confirmó que se continúa trabajando en la reactivación de la pileta de la institución, con el objetivo de que se pueda reabrir en 2017.

La Escuela Especial Nº514 “Alicia Deforel”, para alumnos con Compromiso Psicomotor, ayer cerró su ciclo lectivo 2016, con un acto que celebró en sus instalaciones y la graduación de dos alumnas que se despidieron de la institución.
Fue una emotiva y cálida ceremonia para este establecimiento que este año cumplió 30 años de trayectoria. Al igual que ese 30 de abril, cuando se celebraron las bodas de perla, el intendente se hizo presente. Carlos Linares, decidió acompañar el acto y a los familiares. “Estas son las cosas que nos llenan el alma. Quiero felicitar a los educadores por el corazón que le ponen a la tarea tan importante que realizan con los chicos y que se ve reflejado en ellos, en sus familias, que tanto amor tienen por sus hijos para los que están presentes de manera permanente”, indicó.
El jefe comunal, luego de recordar: "tuvimos la oportunidad de estar presentes en el comienzo del ciclo lectivo", confirmó que se continúa “trabajando para poder reactivar la pileta que hoy está cerrada y vamos estar haciendo las gestiones para ver si se puede reabrir para el 2017”, señaló.Admitió: “más allá de todo, éste fue sin dudas uno de los actos más emotivos en los que estuve este año”.

UN AÑO CON DIVERSAS EMOCIONES

Mónica Millaquén, directora de la escuela, también se mostró emocionada por esta despedida. "Durante el transcurso de este año vivimos momentos muy felices como los logros de los chicos, la participación de la familia en las actividades escolares, el festejo de los cumpleaños de nuestros alumnos, la promoción de dos alumnas a otra etapa de crecimiento, la jubilación de dos de nuestras docentes”, resumió la docente.
“Pero también vivimos momentos muy tristes como la perdida de personas que amamos y que siempre llevaremos en nuestro corazón como Mica, Elías y Matías. La vida nos enseña duramente a valorar cada momento compartido y aprovechar el hoy para hacer de él un momento especial, y que mejor que comenzar por darle las gracias a todos nuestros alumnos, ustedes son nuestros pequeños grandes maestros”, destacó.
La directora también agradeció “a los padres y las familias de nuestros alumnos que depositan su confianza en esta institución; por sus palabras y aportes siempre en beneficio de la escuela".
"Sabemos de su esfuerzo y su incondicional amor hacia sus hijos, lo que también nos ayuda mucho cada día, gracias a todos por esforzarse, cada uno desde su lugar”, aseguró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico