La ex presidente cuestionó la "arbitrariedad, ilegalidad e incompetencia" del juez Bonadio

En una tensa audiencia en el despacho del juez en el cuarto piso de los tribunales de Retiro, cara a cara, la ex mandataria le reprochó su "incompetencia técnica", su "manifiesta aversión política" y lo cuestionó porque las pruebas que le exhibió "no tienen el menor asidero jurídico".

Acompañada por miles de militantes, la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner se presentó en los tribunales de Comodoro Py para participar de la indagatoria a la que fue citada por el juez federal Claudio Bonadio en el marco de la causa de venta de dólar a futuro.
Si bien la ex jefa de Estado no respondió preguntas y presentó un escrito, si aprovechó para hablar con el magistrado que la investiga. A penas estuvo sentada en el despacho ante la secretaria del juzgado, preguntó: "¿Dónde está el juez?", al ver que aún no estaba presente el titular.
Una vez presente, Cristina cuestionó la "arbitrariedad, ilegalidad e incompetencia" de Bonadio.
En una tensa audiencia en el despacho del juez en el cuarto piso de los tribunales de Retiro, cara a cara, la ex mandataria le reprochó su "incompetencia técnica", su "manifiesta aversión política" y lo cuestionó porque las pruebas que le exhibió "no tienen el menor asidero jurídico".
Cuando finalizó el acto de la indagatoria, la defensa de la ex mandataria presentó el escrito de recusación de Bonadio con los argumentos con los que intentará apartar al juez de la investigación. Lo acusó de "arbitrario" y "parcial".
La ex mandataria señaló, en el comienzo de su escrito, que "cada vez que un movimiento político de carácter nacional y popular fue derrocado o finalizó su mandato, las autoridades que lo sucedieron utilizaron en forma sistemática la descalificación de sus dirigentes, atribuyéndoles la comisión de graves delitos, siempre vinculados con abusos de poder, corrupción generalizada y bienes mal habidos".

CRITICAS AL GOBIERNO

"Una vez más la historia se repite y el pasado vuelve a atrapar a los argentinos: endeudamiento, devaluación, despidos, persecuciones políticas, tarifazos en servicios públicos esenciales e indispensables, estampidas imparables de precios, comercios cerrados, industrias en crisis, censura y cercenamiento a la libertad de expresión, son sólo algunas de las calamidades que el nuevo Gobierno ha provocado en apenas 120 días", enumeró la ex presidente.
Y cargó contra el propio Macri al señalar que "esta verdadera tragedia se convierte en comedia cuando los rostros de quienes se quieren presentar ante los argentinos como cruzados contra la corrupción, son los mismos que durante los '80 y los '90 formaron parte de la 'patria contratista' y su apellido estuvo indisolublemente ligado a escándalos y negociados con el Estado, ubicación de gerentes y directivos de sus empresas en puestos claves del Gobierno, pasando por el contrabando de autos con sociedades offshore absueltos por la mayoría automática, causal de Juicio Político a miembros de la Corte Suprema, o la estatización de la deuda de sus empresas; entre otros hechos de corrupción".

CONTRA BONADIO

Según la ex mandataria, "sólo a través de un ejercicio abusivo del poder jurisdiccional esta causa pudo ser llevada adelante", por lo que afirmó que el accionar de Claudio Bonadio constituye un caso de prevaricato. Sobre este punto, destacó: "Es absolutamente novedoso y sorprendente en términos judiciales que haya sido citada a prestar declaración indagatoria cuando no existe ninguna mención, y mucho menos imputación en mi contra, ni en la denuncia efectuada por los Legisladores oficialistas Negri y Pinedo, ni tampoco por parte del fiscal interviniente o que surja, al menos, de la prueba recibida", señaló.
Para CFK, la resolución dictada "resulta contraria a la ley y fundada en hechos absolutamente falsos", por lo que indicó: "Una simple lectura de los elementos de convicción a los que el juez hace expresa referencia en el auto de fs. 367/368, muestra que mi convocatoria a declarar es un prevaricato de V.S. en los términos previstos por el art. 269 del Código Penal". Además, agregó que "tampoco se ha respetado en el caso el debido principio acusatorio y de congruencia que debe existir entre el hecho por el que se ha habilitado esta investigación y el que se me ha imputado".
La ex presidente denunció "la intención del Gobierno con la colaboración imprescindible del Poder Judicial" de "plantarle" a ella una causa penal que la prive de su libertad. "Esta hipótesis de asociación ilícita, construida capciosamente por el magistrado, es otra muestra de la arbitrariedad con que ha procedido y revela además la intención del Gobierno con la colaboración imprescindible del Poder Judicial de 'plantar', a quien suscribe, una causa penal que me prive de la libertad", denunció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico