La familia de la joven trans organiza un rastrillaje para encontrar sus restos

El cráneo de Marcela Chocobar fue encontrado tras su desaparición en un baldío de Río Gallegos y a casi siete meses de su asesinato, su familia organiza un rastrillaje para dar con su cuerpo.

La joven trans, Marcela Chocobar, fue vista por última vez el 6 de septiembre de 2015 cuando salía de un pub en la ciudad de Río Gallegos. Su cráneo apareció semanas después en un baldío del barrio San Benito.

Por su muerte, se involucró a dos personas, ambos de nacionalidad boliviana, quienes desde el primer momento aseguraron ser inocentes. Además, se secuestro el auto en el que circulaban, sin embargo, surgieron algunas novedades- según publica Tiempo Sur – como el secuestro de un vehículo ayer y el análisis del perfil de dos nuevos sospechosos.

Mientras tanto, su familia organiza junto a vecinos una serie de rastrillajes extra judiciales para tratar de encontrar el resto del cuerpo de la joven, ya que los últimos se realizaron a fines de septiembre en las zonas de la ría y Punta Loyola, pero también el vaciadero.

"El dolor que llevamos todas es el de no tenerla en un lugar para ir a llorarla, ponerle una flor y decirle cuánto la queremos. Sólo se encontró un pedazo de su cuerpo, pero no nos van a devolver nada hasta que se solucione todo el caso", manifestó su hermana Elisabeth Chocobar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico