La Feria de Música llenó de melodías el Centro Cultural

La nueva edición reunió 50 mesas y 40 stands con vinilos y diferentes productos relacionados con la música. Entre otros, participaron el mayor coleccionista de Elvis Presley en la Patagonia, Alfredo Ayul, y el Fan Club Patagónico Rolling Stone.

En 2014 Gabriel Bobrowski, Alejandro Mellado y Emanuel Rodríguez comenzaron con un circuito de ferias de vinilo. La repercusión permitió generar contacto con coleccionistas de otras localidades, lo que se tradujo a su vez en una mayor oferta de material discográfico para el público que se acercaba.
Así, frente a ese crecimiento, a fines de 2015 se desarrolló la primera Feria de Música de Comodoro Rivadavia. Y una nueva edición de este encuentro se desarrolló ayer en el Centro Cultural, donde también artistas independientes expusieron sus trabajos y tuvieron la oportunidad de darse a conocer.
El recinto abrió sus puertas a las 15 ofreciendo 50 mesas y 40 stands con vinilos, cds, dvds, cassettes de diversos géneros. También se pudieron encontrar libros, fanzines, vestimenta, cuadros y adornos, entre otros.
La jornada estuvo musicalizada con discos en vinilos por parte de Jeremías Casares, un coleccionista local que fue criado con esta cultura melómana.
"Mi viejo me inculcó esta manera de apreciar la música, que te marca de una manera especial, y no te deja volver a salir de ella. Yo desde que nací o desde que tengo memoria tengo una bandeja (tocadiscos) cerca. Entonces pasar música para mí no es una tarea sino algo que tengo incorporado", argumentó Casares, quien ofreció un setlist muy variado que incluyó desde Ramones, The Rolling Stone y Pink Floyd hasta Soda Stereo, Patricio Rey y Sui Generis.
Los expositores de la Feria de Música coincidieron en que este tipo de encuentros permite "sentir menos culpa a la hora de gastar en artículos para nosotros".
En ese sentido, el creador del Fan Club Patagónico Rolling Stone, César Bersais, explicó: "para un coleccionista es muy difícil desprenderse de sus artículos por más que por ahí tengamos repetido un disco dos veces y estos encuentros posibilitan ofrecer cosas que por ahí no encontrás en otro lado y nosotros lo tenemos porque somos fanáticos de esto".
"Estas ferias son muy buenas porque permiten encontrar muy buen material a muy bajo costo comparando con los precios de Mercado Libre. Es una forma de escapar al sistema cibernético, que no es malo, pero este encuentro te da la oportunidad de conocer gente del palo. Gente que no solo vende sino también se apasiona con esto", afirmó.

"UNA NECESIDA
CULTURAL"
La Feria permitió que bandas como The Rolling Stones, The Who y The Bleatles contaran con un espacio característico propio durante la jornada de ayer. Otro de los artistas seleccionados fue Elvis Presley, sobre quien el coleccionista Alfredo Ayul ofreció una parte de su muestra.
Ayul manifestó que las ventas de vinilos no sólo se deben adjudicar a un simple hecho de escuchar música sino a todo un ritual que se practica luego de conseguir determinado producto.
"Uno se junta a escuchar música con sus amigos en torno a la bandeja. Eso genera que uno pueda apreciar el arte de la tapa, su información, saber qué músicos tocan. Es una especie de ceremonia", describió.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico