La fiscal pidió 15 años de prisión para Serrano y Soto por el crimen de Copa

La fiscal Camila Banfi dio a conocer ayer en la audiencia de cesura por el homicidio de Anahí Copa, el pedido de 15 años de prisión para Diego Serrano y Rodrigo Soto, quienes la semana pasada fueron hallados penalmente responsables de homicidio agravado por el uso de arma de fuego. Mientras, las defensas de los acusados adelantaron que impugnarán la sentencia y solicitaron el mínimo de la pena de 10 años y 8 meses. El veredicto del tribunal se conocerá mañana a las 9.

La fiscal Camila Banfi solicitó ayer, en el juicio de cesura, 15 años de prisión como condena para Rodrigo Soto y Diego Serrano, quienes la semana pasada fueron encontrados penalmente responsables del homicidio agravado de Anahí Copa, ocurrido el 8 de diciembre de 2015 en el barrio Quirno Costa, cuando fue tiroteada la casa vecina de la familia Nieves y una bala alcanzó a la joven mientras amamantaba a su bebé.
Banfi dio a conoer al tribunal de juicio compuesto por los jueces Gladys Olavarría, Daniela Arcuri y Miguel Caviglia, los atenuantes y los agravantes que fundamentan su pedido de 15 años de pena.
Entre los atenuantes la fiscal destacó la juventud, las condiciones de vida y la baja instrucción de los condenados y como agravantes el modo de comisión del delito, porque el ataque fue planificado. Incluso dio cuenta de la nocturnidad en la que atacaron cuando descansaba con su bebé en su cama y el daño a la vida que ocasionaron al quedar dos niños de corta edad sin su madre.
Otro de los agravantes que citó Banfi, fue el concepto social de los acusados que fundó en informes policiales acerca de los problemas que ambos registraban en su barrio y los enfrentamientos armados que protagonizaron.
Para la fiscalía, los acusados no pueden obtener el beneficio del mínimo de la pena porque ya tienen antecedentes y aunque no pueden ser declarados reincidentes, han mostrado el desprecio por el sistema penal al haber incurrido en el delito de homicidio, argumentó Banfi.
Ayer, además de la exposición de la fiscal, se escucharon a los representantes de las defensas de los acusados, como el abogado Alejandro Fuentes, por Soto y la defensora Viviana Barilari, por Serrano.
Se dio a conocer un informe socio ambiental de Serrano y declaró ante el tribunal la madre de Soto, propuesta por la defensa.
La defensa de cada uno de los acusados dejó en claro que impugnarán la sentencia y que en todo caso se deben tener en cuenta solo los atenuantes y de ese modo condenarlos a sólo el mínimo de la pena que es de 10 años y ocho meses.
Soto llegó a juicio bajo prisión preventiva mientras que Serrano lo hizo en libertad. Por esa razón, ayer la fiscal solicitó ante el tribunal que a Serrano se le dicte la prisión preventiva. Sin embargo el tribunal consideró que puede continuar en libertad con medidas sustitutivas hasta que la pena quede firme. El veredicto se conocerá mañana a las 9.

VICTIMA Y VICTIMARIOS
Sandra Copa, la madre de Anahí Copa, ayer escuchó los informes sociales de Serrano y lo que dijo ante el tribunal la madre de Soto.
Copa comentó que sus hijos siempre les inculcó el sacrificio de estudiar y trabajar. "Ella trabajó dos años para poder estudiar peluquería y me la mataron antes de que se recibiese", lamentó
Según le comentó a El Patagónico, le molestó mucho la "victimización" de los acusados. "Por poco no dicen que querían un subsidio, eso a mí me molestó. Ellos quieren hacerse las víctimas, y acá la víctima soy yo", enfatizó la mujer que hoy vive en una casa prestada porque le quemaron su vivienda y que ha tenido que hacerse cargo de la crianza de los dos hijos de Anahí.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico