La Fiscalía allanó Prefectura

La fiscal de Delitos Complejos, Camila Banfi, junto al jefe de fiscales, Juan Carlos Caperochipi, allanaron las oficinas locales de Prefectura, de donde se llevaron los dos legajos de sumarios internos del triple homicida, Marcelo Soria; partes diarios de novedades; registros y constancias médicas. Se procura establecer si hubo o no incumplimiento de deberes de funcionario público en la fuerza naval y cómo es que se resolvió la restitución del arma reglamentaria con la que llevó a cabo la masacre del 12 de setiembre.

Personal policial de la Brigada de Investigaciones allanó en la tarde noche del jueves la sede de Prefectura en Comodoro Rivadavia. Fue por una causa de oficio que impulsan el jefe de fiscales, Juan Carlos Caperochipi, y la fiscal de delitos complejos, Camila Banfi, en busca de determinar si hubo o no incumplimiento de deberes de funcionario público por parte de las autoridades de esa fuerza naval donde prestaba servicios como ayudante de segunda Marcelo Osvaldo Soria (45), quien desató la denominada "masacre de Standart".
Soria asesinó a Lidia Peralta (54), Gustavo Contreras (26) y Yasmín Espinoza (14), madre, hermano e hija, respectivamente, de su ex pareja, Fabiana Contreras, quien según diversos testimonios había realizado denuncias por violencia de género.
"Hemos abierto una causa para investigar la presunta comisión de ilícitos por parte de funcionarios públicos en el entorno de la Prefectura Naval Argentina, en alusión a la existencia de avisos, denuncias y exposiciones en su ámbito por parte de los familiares, y por parte de la víctima", dijo Caperochipi en conferencia de prensa.
En el allanamiento que encabezó el jefe de la Brigada de Investigaciones, Juan Carrasco, con la autorización de la juez Daniela Arcuri, "se levantaron y secuestraron elementos de interés que tendremos que evaluar", dijo el fiscal, quien destacó "la absoluta colaboración" del personal de la fuerza.
Lo que se busca establecer es si hubo "delitos de incumplimiento de deberes de funcionario público y, en un orden de mayor gravedad, el delito de encubrimiento".
El funcionario judicial adelantó que se tomarán testimonios a los vecinos que dicen contar con los conocimientos de las denuncias realizadas en Prefectura y también entrevistas a Fabiana Contreras (36), una vez que esté en condiciones de hablar. Ella y su hijo Lautaro (16) fueron dados de alta el jueves. La mujer había sido golpeada durante la madrugada de la masacre y el chico recibió tres disparos.
"Hemos secuestrado los legajos disciplinarios, los partes diarios de novedades. Es decir toda documentación en donde puedan surgir denuncias previas. Se secuestró todo lo que puede ser de utilidad para la investigación", expresó Caperochipi.
DOS SUMARIOS
INTERNOS
La fiscal Banfi aclaró que la única denuncia que tenía Soria en el Ministerio Público Fiscal era de 2011 y la misma debía ser promovida por instancia privada. Esta causa había llegado a la etapa previa al juicio donde finalmente no se impulsó la acción privada. "Si no hay un impulso de la parte privada, el Ministerio Público Fiscal no puede continuar. En esa causa la juez interviniente resuelve un sobreseimiento en sede penal" dijo Banfi.
Ese legajo de investigación fiscal es una denuncia que se promovió en la Prefectura como delito de instancia privada, pero una vez que se llegó al sobreseimiento en la fuerza naval la recaratularon como "violencia familiar".
Según la fiscal, el legajo de investigación fiscal se transformó de esa manera en una investigación sumaria de violencia familiar en el ámbito de la Prefectura en donde se sancionó a Soria con 60 días y se le retiró el arma reglamentaria durante ese lapso.
"Posteriormente se realiza una instrucción sumaria, como se realiza en cualquier fuerza, y se resuelve a partir de esa instrucción, además de la sanción de 60 días de arresto, restituirle el arma" dijo Banfi.
Con esta investigación de oficio de la Fiscalía se buscará saber ahora si luego de aquella anomalía que concluyó con la restitución del arma a Soria –una Pietro Beretta 9 milímetros- hubo nuevas "manchas" en su legajo que permitieran advertir la tragedia que tuvo lugar hace cinco días, cuando "el Loco" (como se lo conocía en Prefectura) mató a tres personas, hirió a dos y luego se suicidó. Solo no fueron alcanzados por su ira sus dos pequeños hijos, su cuñada Anabella y un hijo de ésta.
Banfi resaltó entonces que se procura establecer "si en el marco de ese procedimiento administrativo hubo o no alguna irregularidad por quienes tienen que evaluar las conductas de los hombres que trabajan para su fuerza".
Cuando se produjo el allanamiento, a los funcionarios judiciales y policías los recibió el prefecto mayor José María Bustos. Se secuestraron partes diarios, los dos legajos de sumario interno de Soria, copias de sumarios informáticos (los originales están en Buenos Aires), libros de registros, constancias médicas y de desarrollo de tratamientos.
Del locker del triple homicida también se secuestró documentación personal y laboral. Según los investigadores, allí Soria tenía muchas fotos de sus hijos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico