La flota naviera que ningún puerto del mundo quiere recibir

Cerca de 540.000contenedores de carga se encuentran en alta mar sin ningún destino. Y todo porque la mayor naviera de Corea del Sur se declaró en quiebra. Es por ello que los buques, marineros y la carga dela firma Hanjin Shipping están atrapados en el limbo.

Los puertos, por temor a que no se les pague, se niegan a dejar que los barcos atraquen o descarguen. Eso significa que las naves se ven obligadas a esperar a que Hanjin, sus acreedores o sus socios encuentren una solución.

Los expertos creen que el problema puede durar meses. "Es un desastre mayúsculo para las compañías de transporte marítimo y para las empresas propietarias de las mercancías en los contenedores", le dice a la BBC Greg Knowler, analista marítimo y comercial de la firma IHS Markit en Hong Kong.

Además de impedir que los buques descarguen, los contenedores que esperan a ser recogidos también están siendo retenidos por los puertos como garantía de pago de las cuentas pendientes de la naviera.

E incluso si los puertos les permitiesen entrar, los buques de Hanjin probablemente no lo harían, pues serían embargados inmediatamente por los acreedores de la empresa. Más allá de los buques y contenedores, está, por supuesto, la carga dentro de los contenedores, en muchos casos parte de una cadena apretada de suministro y entrega.

"Imagínese, hay cerca de 540.000 contenedores con carga atascados en el mar", explica Lars Jensen, presidente ejecutivo de la consultora Sea Inteligence en Copenhague, Dinamarca.

Una gran cantidad de mercancías en camino a Estados Unidos buscan suplir las compras de las fiestas de fin de año y cualquier interrupción será un dolor de cabeza para las empresas que han confiado sus productos a los buques de la firma Hanjin.

Pero además, Hanjin opera en parte con sus propios barcos, y en parte con navíos que alquila a otros. Así que algunos de los buques atascados en el mar son propiedad de otras compañías que ahora no puede recuperarlos y además tienen que asumir que no se les va a pagar por el arrendamiento.

Los contenedores a bordo de los buques no siempre son de Hanjin. Debido a que la empresa es parte de una alianza con otras cinco empresas de carga, hay una mezcla de contenedores en cada navío, algunos pertenecientes a Hanjin, el resto de los otros cuatro socios.

Y por último, están las empresas dueñas del contenido de los contenedores. Por ejemplo, una empresa de electrónica de Asia enviando sus bienes al mercado estadounidense.

La quiebra de Hanjin es la más grande que jamás haya golpeado al sector del transporte marítimo así que no hay antecedentes para estimar lo que va a pasar ahora. No hay ningún precedente de escala comparable.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico