La fortuna no estuvo de su lado y Martín Bravo no pudo terminar el medio Ironman

Una rueda pinchada fue el escollo que dejó al comodorense a mitad de camino, tras un paso previo por la natación donde había salido entre los 20 primeros. Ahora es hora de una vuelta de página y pensar en el Mundial de mediados de setiembre.

Un percance en la rueda de su bicicleta, cuando venía con una buena performance en el agua, privó al triatleta Martín Bravo de completar su participación en el Ironman que se realizó este fin de semana en Buenos Aires.
Así, el comodorense sólo pudo completar la etapa de natación (salió entre los primeros 20).
Para Martín Bravo, atleta comodorense clasificado al Mundial de Australia que se desarrollará en setiembre, la competencia era un esfuerzo previo y la chance para el deportista de competir en su tierra.
Pero la suerte no jugó a favor del chubutense, quien sufrió la pinchadura del neumático trasero de su bicicleta en el kilómetro 12 de la etapa de ciclismo, y tras no poder reparar, debió retirarse de la competencia, cuando estaba realizando una meritoria labor, entre los primeros 20 lugares y con resto físico para seguir avanzando.
"Esta vez la suerte no jugó a favor. La rueda trasera reventó, y tuve que caminar más de 12 kilómetros para conseguir repuesto, ya que el mío no funcionó. Perdí más de una hora tratando de conseguir reparar la rueda pero no se pudo. No pude seguir; estoy un poco triste porque las sensaciones eran muy buenas. Carreras son carreras y a todos nos puede pasar", comentó Martín Bravo desde Buenos Aires.
Luego el comodorense agregó que, si bien arrancó la competencia con algunos nervios, se encontraba seguro de su entrenamiento. "La natación se hizo fuerte, con varios grupos que se fueron armando. Pude ubicarme en el segundo grupo logrando cumplir el segmento entre el puesto 15º y 20º. Hice una rápida transición y apenas me subí a la bici, me di cuenta que las piernas estaban muy frescas y fuertes. Adelanté varios puestos y al llegar al kilómetro 15 explotó la rueda trasera. El agujero fue muy grande y no había manera de reparar", lamentó el comodorense.
"Decidí emprender el regreso sabiendo que a 6 kilómetros aproximadamente había un servicio mecánico de la organización, pero al llegar allí me indicaron que no tenían ruedas de repuesto. Resignado por haber perdido ya cerca de media hora, volví caminando al parque cerrado para anunciar a la organización mi retirada de la competencia", comentó.
"Las carreras tienen estas cosas que no podemos prever. Ahora ya estoy con la cabeza más tranquila. Pensando en el entrenamiento de mañana y en un próximo desafío en busca de llevar lo más alto posible mi rendimiento con vistas al Mundial de setiembre", cerró Martín Bravo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico