La geología abre un revisionismo de su historia en el campo petrolero

Algunos trabajos recientes abordan cómo los exploradores buscaban petróleo a principios del siglo XX, sin tener conocimientos específicos en hidrocarburos

Quienes llegaron a Comodoro Rivadavia para indagar en el subsuelo entre 1900 y 1907 no eran expertos en hidrocarburos, que era un recurso con pocos años de explotación en el mundo. Todos ellos usaron los conocimientos que tenían y desarrollaron sus propias teorías y métodos.
La mayoría de los geólogos trabajaba en la Dirección de Minas, Geología e Hidrología o en universidades, y eran destinados por períodos variables al yacimiento de Comodoro Rivadavia en la provincia del Chubut y a Plaza Huincul en Neuquén, donde el descubrimiento del petróleo es muy posterior en 1915.
El geólogo Jorge Hechem escribe un repaso de los 100 años de modelos geológicos de la Cuenca del Golfo San Jorge, realizado en 2014 y publicado en el número 72 de la Asociación Geológica Argentina.
"No eran geólogos petroleros expertos, y algunas de sus interpretaciones en el tema hoy pueden parecernos ingenuas, como aquella que suponía una conexión petrolera del subsuelo entre Neuquén y Comodoro Rivadavia, pero que ubicadas en el contexto histórico en que fueron elaboradas, permiten imaginar el carácter de las ideas vigentes y las discusiones que se originaban", señala el geólogo que tiene su carrera vinculada a YPF.
"Se cita como ejemplo la opinión de Windhausen, quien argumentaba en contra de la opinión de que las trampas eran puramente estratigráficas y controladas sólo por la lenticularidad y petrofísica de las capas: en esta forma todo resultado de un pozo queda librado simplemente a la casualidad... De ser así el trabajo del geólogo hubiera tenido de antemano un carácter de escaso valor práctico"
La idea de una conexión entre la Cuenca del Golfo San Jorge y la Neuquina sonaba posible en el contexto de principios del siglo XX cuando nada se conocía de este recurso. Si bien "el kerosén" ya había sido encontrado en otras cuencas, como en la Noroeste, la principal atención política fue el 13 de diciembre de 1907. Al día siguiente de comunicado el hallazgo, el Gobierno declara zona nacional.
Con esa forma, la Nación podía evitar la intervención de algún empresario privado puesto que en aquella época regía el Código de Minería que no plantea "concesiones" sino "propiedad minera". Es decir, quien explota el subsuelo es dueño de la tierra -algunas compañías todavía conservan esa modalidad en el presente, como CAPSA en Diadema-.
Luego del descubrimiento de petróleo en Comodoro Rivadavia en 1907 se plantearon distintos modelos estructurales y estratigráficos en el yacimiento y sus cercanías, pero no se realizó un trabajo exploratorio sistemático y organizado. Fue recién con la creación de YPF, en 1922, que comenzó a hacerse algo en materia de exploración y desarrollo.
Siguiendo los reservorios chubutianos y sus fallas principales, se produjeron importantes descubrimientos en los flancos norte y sur, describe Hechem en su trabajo. El modelo anticlinal se aplicó en la faja plegada central con pobres resultados y en la década de los años cincuenta aparece la sísmica 2D.
El geólogo de amplia experiencia en la Cuenca del Golfo San Jorge menciona los trabajos realizados costa afuera. "La exploración offshore, con modelos análogos a los de los flancos norte y sur, ha tenido éxitos geológicos pero no económicos", indicó (hubo actividad exploratoria en los setenta y ochenta, y más cerca en 2008 a 2010).
"Los modelos presentados fueron elegidos en gran parte en base a la información disponible -continúa a modo de conclusión-, por lo que la selección es inevitablemente incompleta, y está claro que en este largo tiempo de actividad hubo otros modelos aplicados, muchos de los cuales siguen vigentes o se han actualizado e integrado con esquemas más difundidos. También es cierto que surgirán otros modelos y tomarán protagonismo, como ocurre hoy con el shale oil y el shale gas, o con las trampas de gas en las tobas del flanco norte, que están cambiando el perfil netamente petrolero que tuvo la cuenca hasta hace poco"
"Desde la década de 1980 y hasta 1997 se utilizaron modelos estratigráficos, estructurales y no convencionales, apoyados en sísmica 3D y nuevas tecnologías, pero aún no se registraron descubrimientos importantes", añade.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico