La guardia del hospital de Diadema funcionó ayer con médicos que residen en ese barrio

Estuvieron en el servicio ayer y seguirán hoy. Después de la protesta del viernes, con corte de ruta incluido, los vecinos esperarán hasta la tarde de mañana para que el Ministerio de Salud resuelva qué pasará con el turno noche en ese centro asistencial.


Los habitantes de Diadema esperan una respuesta favorable frente al recorte de la guardia nocturna en el hospital barrial. Mañana a las 18, es el plazo que acordaron con autoridades del Area Programática Sur del Ministerio de Salud de Chubut para definir la situación sobre la asistencia médica de ese barrio situado a 27 kilómetros del casco céntrico de Comodoro Rivadavia.
Mariana Oliva, presidenta de la Asociación Vecinal de Diadema, confirmó en contacto con El Patagónico los resultados de la convocatoria realizada ayer a las 10, en el Club Social de Covidiar. Estuvo la médica Mariana Fernández, directora del Área Programática Sur y autoridades del hospital barrial.
"El planteo es que no tienen personal en Comodoro dispuesto para trabajar en Diadema, que no era una cuestión de que el ministro dijera que no, sino que no hay gente dispuesta. No queda claro si es por el sueldo u otra cuestión", señaló la responsable de dirigir la vecinal.
La reunión no respondió a las consultas de los vecinos, incluso agregó problemas. Los tres médicos que están actualmente en funciones tampoco se encuentran garantizados a largo plazo.

PALIATIVOS
"La comunidad se plantó y los mismos vecinos terminaron poniéndose a disposición para cubrir las guardias este fin de semana", señaló. Una ginecóloga que trabaja en el hospital y que vive en Diadema fue la primera en levantar la mano para asegurar el servicio desde las 20 de ayer, que se repetirá hoy.
"La respuesta salió de la misma comunidad, los empleados que además viven en Diadema y saben lo conflictivo que puede llegar a ser que haya una urgencia. Fueron ellos los que se pusieron a disposición", señaló Oliva. Esta decisión representa un paliativo, que involucró a enfermeros y choferes de ambulancias. Falta la respuesta final mañana.
La asamblea de vecinos esperará que el Ministerio, o incluso invitaron al gobernador Mario Das Neves, se presenten el lunes con una solución. Luego de escuchar la propuesta, indicó Oliva, resolverán cómo seguir. Para llegar a la reunión de ayer, tuvieron que bloquear la ruta de acceso al barrio el viernes por cuatro horas.
El corte de ruta fue protagonizado por un importante número de vecinos que rechazan el ajuste en el Hospital Rural "Doctor Ramón Carrillo" que lo llevaría a convertirse prácticamente en un centro de atención primaria. Un cartel en la entrada les informa que funcionará de 8 a 20, sin guardia nocturna.
El último martes, los vecinos a través de la asociación barrial presentaron una nota al Área Programática Sur alertados por el cierre del turno noche. Pese a eso, no tenían fecha de reunión con las autoridades aunque la cancelación del servicio empezaba a correr desde el 1 de octubre. Así, determinaron el piquete para apurar la respuesta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico