La hermana de Simón Saiegg está convencida de que lo asesinaron

Con profunda congoja, el oficial de la Policía del Chubut Simón Saiegg fue despedido ayer a la tarde en el acceso norte de Comodoro Rivadavia por oficiales, suboficiales y comisarios. A partir de esta noche será velado en su ciudad natal y por la mañana sus restos serán inhumados. Ruth Saiegg volvió a acusar a la novia del policía como presunta autora de las quemaduras que su hermano sufrió el domingo 14 de este mes, producto de las que falleció el último sábado en el Hospital Regional.

La familia policial de Comodoro Rivadavia se congregó ayer desde las 16 en el cruce las rutas 3 y 39 para despedir con gran tristeza al oficial subinspector Simón Saiegg (31).
Con el correr de los minutos policías de diferentes rangos, comisarías y divisiones, encabezados por el jefe de la Unidad Regional, el comisario inspector Humberto Lienan, se apostaron en el descampado situado frente al Módulo Norte de Tránsito a la espera del coche fúnebre que había partido desde el Hospital Regional.
A las 18:20 arribó la unidad de traslado que luego llevaría el cuerpo del policía a Trelew para recibir una despedida final. El cortejo era acompañado por su madre Elisa Márquez y su hermana Ruth Saiegg.
En el lugar se realizó un responso a cargo de un sacerdote católico. El dolor y las lágrimas eran inevitables mientras todos coincidían en destacar la calidad de persona que caracterizaba a Simón. Tampoco entienden la forma en que el efectivo perdió la vida.
Durante su bendición el religioso puso énfasis en el descanso eterno del oficial, en la esperanza y el amor. Luego, cada uno de los uniformados presentes se paró frente al cuerpo del policía y lo despidió tocando el ataúd. El silencio y los interrogantes se sacudían con la leve brisa que refrescaba la tarde.
En esos difíciles instantes Ruth Saiegg rompió su silencio y ante los medios de comunicación presentes, entre ellos El Patagónico, afirmó que no descansará hasta lograr el esclarecimiento de la muerte de su hermano. Insistió en la presunción de que durante la madrugada del domingo 14 de febrero habría sido quemado intencionalmente por la propia novia de Simón.
El oficial que se desempeñó durante gran parte de su carrera en la división de Drogas Peligrosas agonizó seis días hasta que en el mediodía del último sábado no resistió más las graves quemaduras que afectaron el 65 por ciento de su cuerpo.

"LO MATARON"
A escasos metros de la unidad de traslado donde descansaba el cuerpo de su hermano, Ruth señaló ante El Patagónico: "quiero que sepan que yo y mi familia tenemos la fuerza necesaria para luchar y que esto no quede en la nada y se haga justicia", sostuvo.
Convencida de lo ocurrido con su hermano acusó a la novia de éste de lo sucedido y a los familiares de ella de encubrirla. "Esto no va a quedar así, no me van a alcanzar los días para luchar por mi hermano", señaló.
Ruth también comentó que ayer por la mañana los médicos forenses realizaron la autopsia y los investigadores secuestraron la historia clínica de Simón. "Hay muchos avances respecto a la causa sobre todo las pericias que se hicieron en las manos de la asesina", sostuvo en alusión a la novia de Simón.
"Tenemos fe de que el proceso va a ser largo pero va a tener un buen fin. Se va a hacer justicia y también hay una justicia divina porque la forma en que murió mi hermano es macabra", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico