La hipótesis de la Fiscalía es que José Barrales mató a Axel Barra porque iba a declarar en su contra

José Barrales, Andrés Nopay y Gabriel Nahuelquir, junto a J. B., de 16 años, fueron imputados como coautores de homicidio agravado por el uso del arma de fuego en la causa por el asesinato ocurrido la noche del jueves en el barrio Máximo Abásolo. Los tres mayores de edad deberán permanecer dos meses en prisión preventiva. El adolescente será internado durante un mes en el Centro de Orientación Socioeducativa, en Trelew.

El domingo 12 de abril de 2015, alrededor de las 18:30, Gustavo Flores fue asesinado de un disparo cuando viajaba a bordo de una Ford Ranger por el barrio Máximo Abásolo. El proyectil atravesó la ventana izquierda trasera y le ingresó en la cabeza. Falleció en la Clínica del Valle, a donde fue trasladado de urgencia por sus mismos amigos, con quienes volvía en esa camioneta de jugar un partido de fútbol.
Esa causa judicial en la que está imputado como presunto autor José Barrales (20), habría sido el móvil del homicidio de Axel Barra (18), quien en la noche del jueves, sobre las 23:30 fue abordado por un grupo de jóvenes que le asestaron cinco disparos cuando regresaba a su casa acompañado de su hermana y de su madre.
Así lo dio a conocer ayer el fiscal, Adrian Crettón, quien encabeza la causa. Fue en la audiencia de apertura de investigación de ayer contra Andrés Nopay (20), Gabriel Nahuelquir (18), J.B (16) y el mencionado Barrales, quien fue señalado como sospechoso del disparo que terminó quintándole la vida a Barra.

UN PRONTUARIO
EXTENSO
Barra, quien iba a cumplir 19 años el último viernes, había estado implicado en el homicidio del remisero Oscar Ibarrola Yáñez, ocurrido en 2012 cuando era menor de edad. En los últimos años sumaba siete causas de robos por lo que el Ministerio Público Fiscal buscaba condenarlo a cinco años de prisión en un juicio abreviado.
Además, en torno al crimen de Gustavo Flores, Barra fue investigado por el delito de tenencia ilegal de arma de guerra, luego de que en la misma noche en que se produjo el homicidio, fue sorprendido por la policía manipulando una pistola calibre 9 milímetros, marca "Bersa". Habría sido el arma utilizada para dispararle a la camioneta en la que viajaba Flores.
Sin embargo, el autor de ese crimen habría sido José Barrales, quien días después se presentó en la Justicia, fue imputado del asesinato y en octubre fue enviado a juicio oral y público. La decisión la tomó el juez penal Mariano Nicosia por pedido de la fiscal general Camila Banfi,en representación del Ministerio Público. Barra era uno de los testigos de la Fiscalía en el debate próximo a realizarse.
Esa causa, de acuerdo a la presunción que el Ministerio Público expuso ayer, habría sido el desencadenante del homicidio de Barra. Según explicó Crettón, a partir de testimonios recabados en el inicio de la investigación, durante el ataque de la noche del jueves Barrales le habría dicho a Barra: "Axel vigilante vos llamaste a la gorra".

CUATRO MESES DE
INVESTIGACION
La audiencia de ayer fue presidida por la juez Daniela Arcuri. Crettón estuvo acompañado por la funcionaria de Fiscalía Patricia Rivas. Mientras que la defensa de Barrales y de J.B fue ejercida por el defensor particular Guillermo Iglesias, quien también asesora a Barrales en la causa por el homicidio de Flores.
En tanto, Nopay y Nahuelquir recibieron la asistencia de la defensora pública, María de los Ángeles Garro. A su vez, el menor de edad fue asesorado por la abogada adjunta de la Asesoría de Familia, Nadia Castillo.
En este marco, luego de más de dos horas de presentaciones y fundamentos, la juez Arcuri decretó la apertura de investigación por un plazo de cuatro meses. Al mismo tiempo dictó la prisión preventiva para los imputados, por homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores.
De esa forma, Barrales, Nopay y Nahuelquir permanecerán en prisión preventiva por dos meses. Mientras J.B. será trasladado durante un mes al Centro de Orientación Socioeducativa (COSE), en Trelew.
La decisión se fundamentó en el peligro de fuga por la expectativa de pena que puede recaer sobre los imputados: un mínimo de 8 años si se lo considera homicidio simple o 10 años y 8 meses mínimos en caso de que avance el proceso con la actual carátula.
Arcuri también tuvo en cuenta el peligro de entorpecimiento de la investigación.
Es que en su hipótesis la Fiscalía presentó varios datos aportados por testigos, vecinos del barrio que vieron cómo se desencadenaron los incidentes de la noche del jueves y permitieron identificar a los cuatro imputados como los presuntos autores. Esto pese a la estrategia de la defensa de intentar desligarlos del ataque argumentando fisuras en la investigación y un apresuramiento en las detenciones.
En ese sentido Barrales es el más comprometido de los imputados, ya que fue señalado por la madre y la hermana de la víctima, al igual que por otros testigos, como el autor del disparo que terminó quitándole la vida a Barra. Deberá cotejarse también con los resultados de la autopsia que practicó el médico forense.
En el informe preliminar se señaló que Barra fue ejecutado por la espalda y el proyectil con el que lo remataron le dañó el corazón.
Según los testigos, Barrales fue uno de los protagonistas del ataque y luego huyó hacia la casa de Nopay, donde todos los imputados se habrían resguardado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico