"La hora del té verde"

por: Lic. Ivana Villa, Nutricionista y Educadora en Diabetes del "Instituto Cardiovascular Lezica" (MN 5369)

El emperador chino Shen Nung era un hombre sabio y erudito. El insistía que toda el agua potable debía estar hervida por motivos de higiene. ¡Y qué acertado estaba!
Un día, en el año 2737 A.C., el emperador y su corte se reclinaron debajo de un árbol solitario para descansar y disfrutar de la naturaleza. Las hojas de este hermoso árbol cayeron por el viento en el agua que sus criados estaban hirviendo. Entonces, fue allí cuando el emperador sintió un aroma perfumado y de inmediato no resistió, probó aquel brebaje y lo encontró exquisito. Después de este accidente ordenó que enseguida se cultivaran extensas plantaciones del árbol de donde procedían aquellas hojas. Estas pertenecían a la planta silvestre del té.
Científicamente se considera al té como la infusión con mayores principios activos altamente benéficos para la salud. Sin embargo, es el té Verde el principal responsable de atribuirle a esta bebida dichas propiedades.
El consumo de Té Verde es benéfico para la salud por contener antioxidantes, y otros compuestos químicos que brindan propiedades antiinflamatorias y neuroprotectoras al organismo. Puede ayudar en la regulación del apetito, en el metabolismo de las grasas, colaborando con la regulación del peso corporal y por su afinidad con los receptores cannabinoides es capaz de disminuir el dolor y las náuseas, sirviendo también como calmante en periodos peri-menstruales.
El consumo del té verde también está asociado a una disminución del riesgo de problemas de salud entre los adultos mayores tales como: infartos, diabetes, hipertensión arterial, deterioro cognitivo y osteoporosis.
Un dato muy curioso es que el Té Verde también contiene un compuesto, llamado L-Teanina, una sustancia relacionada con un estado mental de calma en humanos. Al consumir Té Verde, pero en especial, L-Teanina en forma de comprimidos, se logra un estado de relajación mental sin perder la capacidad de atención. Lo que indica que es una excelente opción en situaciones de estrés laboral, largos viajes en avión y en tiempos de exámenes.
Es necesario aclarar que para obtener el beneficio natural de cada alimento, y en este caso del Té Verde, se debe tener una alimentación diaria equilibrada y saludable, controles médicos periódicos y practicar regularmente actividad física.
En síntesis el té, y puntualmente el té verde, es mucho más que una infusión elaborada con las hojas y brotes de dicha planta.
En momentos donde existe el dolor físico o en situaciones difíciles en el trabajo, la taza de té humeante y su perfecto sabor fresco, ligeramente amargo y astringente, devuelven todo lo que se necesita para volver al equilibrio. Y también nos acompaña en tardes de risa con amigas, en sobremesas familiares, en noches de domingo en invierno y en los momentos de relajación.
Esta infusión tan consumida en el mundo entero, aparece en cada uno de estos momentos, no solamente por ser una bebida culturalmente simbólica sino por poseer reales propiedades benéficas para la salud humana.
Las cápsulas de Té Verde también son una excelente y práctica opción para quienes elijan obtener sus beneficios naturales sin necesidad de tomar las más de seis tazas de infusión diarias que se necesitan para lograr los mismos.
A partir de ahora la "Hora del Té" no sólo nos hará pensar en tazas de la abuela, manteles color pastel, pan caliente y mermeladas, amigas y risas...sino en una vida llena de beneficios saludables.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico