La Hoya y sus propuestas para este invierno

El Centro de Actividades de Montaña La Hoya se encuentra a pocos minutos de Esquel, en la provincia de Chubut, lo que la convierte en una propuesta accesible para esta temporada de nieve.

Una de las perlas de la cordillera patagónica es sin dudas la ciudad de Esquel, su diversidad de atractivos y propuestas turísticas la han convertido en una de las favoritas del sur argentino a la hora de elegir dónde vacacionar, poder distenderse de la rutina de cada día.
La Hoya siempre se destacó por contar con una de las temporadas de esquí más prolongada de todo el país, la disposición natural de las pistas con respecto al sol conservan una excelente nieve hasta mediados de octubre, facilitando la planificación de los viajes de acuerdo a la disponibilidad de cada esquiador, sin estar condicionado a las vacaciones invernales exclusivamente. Una de sus características es la nieve de "primavera", una calidad de nieve en polvo inigualable que además, por las condiciones del clima, permite la práctica de este deporte con ropa liviana.
El Centro de Actividades de Montaña La Hoya, inaugurado en 1974, está ubicado en las afueras de Esquel a tan solo 12 kilómetros del centro, y es uno de los pocos de Argentina a los que se accede muy rápido, sin demoras y de una manera segura. Esta virtud genera en los esquiadores una simpatía especial, ya que luego de una larga jornada deslizándose por las pistas es posible llegar en minutos al hotel para descansar y relajarse, antes de emprender el camino hacia algún restaurante y disfrutar de la exquisita gastronomía que propone la localidad.
La Hoya tiene la particularidad de congregar no solo a esquiadores con gran experiencia, sino que es un centro de esquí ideal para quienes quieren iniciarse en este deporte. Acá cada visitante pueda disfrutar y vivir la experiencia de la nieve a su manera, para ello se han desarrollado actividades dirigidas a aquellos que no saben esquiar, para quienes acompañan al esquiador y quieren divertirse en la nieve, como también para los que por sus temores creyeron que esquiar nunca sería posible.

CAMINATAS CON RAQUETAS
Es una actividad muy divertida para el grupo familiar, una opción que no requiere de experiencia previa ni de esfuerzos físicos grandes, y que permite entrar en contacto no solo con la nieve sino con su entorno natural.
Las salidas se realizan todos los días. Este trekking en la nieve hacia el Bosque de Celso, permite acceder a través de senderos a increíbles bosques de lengas, al que no se puede llegar de otra manera, mientras un guía de montaña relata y describe cada rincón que se avizora durante la caminata de aproximadamente dos horas.

ESQUI DE TRAVESIA
Para esta temporada 2016 se incorpora como alternativa hacer esquí de travesía. Una excursión acompañada con guías especializados con todo el equipamiento necesario para realizar ascensos y descensos a los cerros, por fuera de las pistas, con el objetivo de concretar un paseo diferente y descubrir nuevos lugares.
Esta actividad es una variante novedosa que combina el esquí y el andinismo, en espacios de máxima pureza ambiental y de acceso limitado para esta actividad.

UNO DE LOS MEJORES SNOW PARK DE SUDAMERICA
Muchos comentarios positivos se recibieron en las últimas temporadas por parte de los snowboarders que visitaron Esquel. El Snow Park posee un gran tamaño y es un sitio especial de La Hoya, uno de los más buscados en Sudamérica. Además de ello, la ubicación estratégica con las inigualables vistas hacia la ciudad, lo convierten en la mejor panorámica para las fotografías, plasmando los saltos de cada competencia o "free session".

ESQUI ADAPTADO
En La Hoya el objetivo es que toda persona tenga la oportunidad de disfrutar de la nieve, desmitificando las falsas creencias sobre la práctica del esquí y de los riesgos que conlleva, pues es un deporte que hoy en día lo puede realizar cualquier persona que tenga el deseo de hacerlo.
No importa cuál sea la limitación física o psíquica que se tenga, cualquiera puede deslizarse en la nieve, el único requisito es tener ganas de aprender y de pasar un grato momento solo o en familia.
Para quienes tienen limitaciones cognitivas, en las clases que se dictan se busca alcanzar objetivos accesibles y se utiliza material pedagógico.
Por otro lado, las clases y enseñanza para personas que tienen dificultades visuales, tiene una diferencia fundamental: transmitir las sensaciones. El instructor de esquí no deja de hablar y de acompañar al esquiador, transfiriendo cada una de las emociones que brinda el deslizarse en la nieve.
Finalmente, para quienes poseen limitaciones motrices también tienen la oportunidad de esquiar en La Hoya. Actualmente se cuenta con una silla bi-unique (nombre técnico), que sirve para esquiar sentado y posee dos esquíes, y dependiendo de la altura de la lesión el alumno puede deslizarse solo por las pistas o bien hacerlo junto a un instructor; la silla es para lesiones altas y hasta 45 kilos.
Para aquellas personas inválidas, se utiliza un esquí y los bastones que en la parte inferior poseen unos esquíes pequeños que se llaman tres huellas.
Es importante saber que para practicar el esquí adaptado, no hace falta ningún tipo de experiencia previa, todo se aprende en La Hoya, y los resultados son más que gratificantes. Los pases al centro de esquí son gratuitos presentando el certificado de discapacidad.
Por otra parte, las clases de esquí tienen un costo que va desde $990 la hora por persona ($1800 por dos horas); las caminatas con raquetas van desde $480 por persona ($1600 family -4 pax); y el esquí de travesía desde $2160 por persona ($1680 por persona en base doble).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico