La huella que dejó Horacio Guarany en Comodoro también es imborrable

Folcloristas y difusores de la música telúrica evocaron la figura de Horacio Guarany, el cantante popular que falleció ayer a los 91 años. Marcelo Falcón, Adriana Gutiérrez, Rubén Arias y Rafael Quipildor contaron sus vivencias y lo que aprendieron del autor de "Si se calla el cantor", por citar uno de sus himnos y letras comprometidas.

Los folcloristas de todo el país ayer perdieron a uno de los compositores y cantantes más comprometidos con el pueblo y la tierra, de todos los tiempos. El arte y la ligazón de Horacio Guarany con la causa popular, sus alegrías, sus padecimientos y tristezas, atravesó casi siete décadas, en las cuales, "El Potro" fue el alma de cada festival en el que se presentaba.
Marcelo Falcón, el talentoso cantautor patagónico, se enteró del fallecimiento de Guarany en Cosquín, donde en el marco del Pre Cosquín hoy a la madrugada se presentaba a defender una canción en la que "Horacio está más que presente".
"Se trata de una canción que habla de la gente de la que fui aprendiendo en estos 50 años de actuaciones, y sin duda Guarany está presente, porque fue un gran referente", sostuvo Falcón.
Como los otros artistas de la ciudad, Falcón recuerda que, fuera del escenario, "Guarany era uno más. A él no le gustaba cantar o ser el centro en los asados o reuniones, en las que tuve el gusto de estar. Más que tocar él, lo que hacía era escuchar y conocer, y siempre atento a las nuevas canciones y compositores", evocó.
Falcón considera que tras el fallecimiento del compositor "lo que hay que hacer es seguir su ejemplo, y no callarse. Hay que estar comprometido y hoy, por ejemplo, estamos ante este hecho en Cushamen que nos duele tanto. El nos enseñó que a estas cosas no hay que darle la espalda. Algunos dicen que desafinaba, y es cierto, pero lo importante es no desafinar en el sentimiento y en el compromiso", concluyó.

"SE MURIO EL CANTOR, PERO NO SE CALLO"
Adriana Gutiérrez es la hija de Lito Gutiérrez y es la responsable en la FM 91.1 de "las tardes de Punta Borja", donde ayer llegaron cientos de llamados de condolencia y de pedidos de temas de Don Horacio, a quien la conductora conoció personalmente y con quien compartió asados y reuniones familiares.
"Se nos ha ido el más grande. En mi caso, era mi ídolo. Tuve la suerte de conocerlo personalmente y la verdad que fue un placer ya que estamos hablando de un hombre que, durante décadas, le cantó al pueblo. Estamos todos muy tristes", sintetizó.
Adriana asegura que a Guarany "realmente le interesaba la gente. Cuando estaba en reuniones, él podía llegar a agarrar una guitarra, pero lo que le gustaba era compartir, tomar un vinito, recitar un poema, y sobre todo escuchar al otro", agregó
Gutiérrez recuerda que en el Festival de las Cuevas de las Manos, en Perito Moreno, en 2005 "él estaba muy mal, pero no paró su presentación. Pidió que se abran las ventanas y puertas del gimnasio. En el escenario era algo único, por algo se ganó el mote de Horacio 'pueblo' Guarany", evocó.
"La gente hoy (por ayer) me llamaba a la radio y se ponía a llorar. Así que por un ratito tuvimos que poner algunos chamamés, pero después volvimos a su música, porque el siempre dijo que cuando se muriese no quería ni llantos ni homenajes, solo que se cante alguna de sus canciones", concluyó Adriana, casi al borde de las lágrimas pero resaltando: "el cantor se fue, pero sus letras y obras quedan, así que de ninguna manera se calló".

"NOS MARCO A TODOS"
Rubén Arias, de Los Hermanos Arias, también compartió su tristeza. "Nos dejó marcados a todos con su obra. Muchos hacemos sus canciones y va a ser muy triste seguir sin 'El Potro', el ídolo y 'el pueblo'", sostuvo.
"Yo escribí algunas canciones y siempre tratando de seguir su ejemplo, su compromiso. Todos quedamos hoy con una sensación de tristeza pero también de agradecimiento. Nosotros vamos a ir a Salta, entre el 31 de enero y el 2 de febrero, y allí en el festival de 'La Candelaria', vamos a cantar 'La villerita' y 'Si se calla el cantor'. Ahí le rendiremos homenaje y le diremos gracias", afirmó.

"FUE UN AUTOR E
INTERPRETE UNICO"
A diferencia de Falcón y Aguirre, Rafael Quipildor no tuvo nunca un contacto directo con Horacio Guarany. "No tuve esa suerte, pero todos los que agarramos una guitarra y cantamos, recibimos una especie de herencia o mandato de Don Horacio. Hoy se nos fue, pero todos lo tenemos en el recuerdo", aseguró.
Quipildor recuerda que en su repertorio siempre aparece algún tema de Guarany, y asegura que "Salteñita de los valles", "Piel morena" y "Caballo que no galopa", son las que más le gustan. "Fue un autor e intérprete único y todos los que lo conocieron también hablan de su sencillez y forma de ser. Marcó un hito y su obra queda grabada a fuego en el pueblo", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico