La idílica playa de Navagio

Sus características morfológicas convierten a este lugar en un rincón completamente único. Una cala inaccesible, rodeada por un imponente acantilado, y los restos de un antiguo barco embarrancado, hacen de este un destino muy codiciado.

La playa de Navagio, es un lugar de belleza espectacular localizado en la costa occidental de Grecia. Se encuentra en la isla de Zakynthos y está rodeada de unos impresionantes acantilados, por lo que solo se puede llegar a ella por barco.
Más allá de su gran belleza natural, lo más característico de esta playa es que se pueden ver los restos del naufragio del Panagiotis, un barco que se hundió en 1982 que debido al mal tiempo y problemas mecánicos. La embarcación transportaba cigarrillos ilegales desde Turquía y según comentan los lugareños, se pudieron ver miles de cartones de cigarrillos flotando en el agua y la tripulación nadando para escapar de la Guardia Costera.
Cabe destacar que acceder a la playa de Navagio, o del Naufragio en español, en la costa noroeste de la isla no es tarea sencilla. Lo más fácil es hacerlo a bordo de uno de los transbordadores que parten con frecuencia desde la capital de la isla, o desde el puerto de Kambi Exo Chora, el pueblo más cercano, a 20 kilómetros.
Los acantilados y lo escarpado de los caminos hacen casi imposible el acceso a pie, aunque los amantes del senderismo lo pueden intentar. Además para quienes disfruten de la fotografía y deseen inmortalizar su paso con una icónica imagen del barco, deben saber que desde la playa es imposible ascender hasta los acantilados para lograr la toma perfecta. Quienes quieran conseguir la fotografía tendrán que localizar la plataforma que hay junto al monasterio de Agios Gergio Kremnao, bien señalizada entre Anafonitria y Volimes, a tres kilómetros al oeste de Navagio. A 180 metros de altura, se encuentra un mirador, maravilloso punto de visita sobre todo a la hora del atardecer.
Además de la propia playa de Navagio, la isla de Zakynthos tiene otros atractivos como las Cuevas Azules, el cabo Skinari y otras paradisíacas playas. Se puede también practicar salto base, submarinismo y otros deportes acuáticos y disfrutar de la cocina griega, de estilo mediterráneo con influencia turca.
Lo increíble del paisaje y la sensación de exclusividad, hacen que la Playa Navagio sea, posiblemente, una de las mejores playas del mundo.
En la playa no hay ningún tipo de infraestructuras, y lo cierto es que suele estar repleta de visitantes, así que es importante saber que es posible burlar las horas pico donde todas las empresas de turismo tienen pactada su llegada, contratando una pequeña embarcación que los traslade de forma exclusiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico