La Iglesia española homenajeó a soldados que lucharon con Hitler

La misa de homenaje fue promovida por la Coalición Nacional, un grupo de extrema derecha que agrupa a los distintos movimientos: La España en Marcha, La Falange, Movimiento Católico, Nudo Patriota, Alianza Nacional y Democracia Nacional.

"En este miércoles de ceniza celebramos y recordamos a los caídos de la División Azul", rezaba la homilía en Madrid en la capilla del Cementerio de la Almudena, el más grande de la ciudad y uno de los mayores de Europa.
La División Azul fue una unidad de voluntarios españoles formada dentro del Ejército de la Alemania nazi con el objetivo de luchar contra la URSS entre 1941 y 1943 en la Segunda Guerra Mundial. Allí pelearon casi 50.000 soldados de España en diversas batallas. Hitler los calificaba como "hombres impávidos que desafiaban a la muerte, valientes".
En particular, se conoce como "la tumba de la División Azul" a la batalla de Krasni Bor, en la que pelearon unos casi seis mil españoles el 10 de febrero de 1943 en un combate contra unos 44.000 militares de Josef Stalin. Se trató de una de las contiendas más sangrientas de la guerra: murieron más de 4.000 voluntarios llegados desde Madrid. Su resultado final fue letal para el Tercer Reich.
La ceremonia se trató de mantener en secreto pero fue revelado por la prensa que consignó que la misa fue realizada en un horario no habitual y bajo fuertes medidas de seguridad: los militantes de extrema derecha vigilaban la zona, controlaban quién ingresaba al templo e impedían la entrada de periodistas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico