La imprenta grafica que nació en YPF

En 1991, durante su proceso de privatización, la empresa YPF comenzó a ofrecer retiros voluntarios a todo su personal por lo que los trabajadores que cumplían funciones en la imprenta de la compañía decidieron formar una cooperativa. Los primeros pasos de Oligraf fueron en Kilómetro 3 y sus tareas se basaron principalmente en cubrir las necesidades de YPF y todas las empresas contratistas de la petrolera.
El paso de los años llevó a que los socios se fueran retirando y se convirtió en una sociedad de responsabilidad limitada (SRL). Su encargada, Daniela Mellado, cuenta: "esta imprenta fue muy especial porque siempre mantuvo trabajos con YPF, entonces se le firmó un contrato indeterminado con la empresa y siempre se fue generando trabajo y al trabajar con esta, abarcás a las contratistas".
"Nosotros trabajamos con la parte de YPF de Chubut, Santa Cruz y Neuquén. Nunca nos quedamos sin trabajo. Siempre estamos bien parados ante la crisis, pero en lo que respecta a grandes producciones (como YPF u otras empresas que piden una gran cantidad de talonarios) fue decayendo en el último tiempo", destacó.
"Por ahí, no se nos acumula una gran cantidad de trabajo o no tenemos el depósito lleno, pero tenemos tareas para mantener los puestos laborales", dimensionó Mellado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico