La imputada como organizadora de la asociación ilícita volvió al domicilio donde operaba la banda

Guillermina Ferreira Almada volvió al domicilio de Francia al 500, donde de acuerdo a la Fiscalía operaba la organización delictiva por la que están imputados el comisario Alejandro Pulley, el oficial Pedro Benítez, el colombiano Juan Carlos Cuellar Gamboa y César Alejandro "Chatrán" Hernández, por cohecho el primero y asociación ilícita los restantes. La defensa pidió que la imputada, quien está embarazada, permanezca allí. La Fiscalía solicitó un lugar alternativo. El juez resolvió que continúe en el lugar hasta que dé a luz.

La audiencia de revisión de la medida de coerción morigerada que viene cumpliendo Guillermina Ferreira Almada se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial sin la presencia de la imputada, sobre quién se dijo que se encuentra en reposo debido a su avanzado embarazo, apuntándose que tiene fecha de parto para el 9 de setiembre.
El acto fue presidido por el juez penal Martín Cosmaro, quien subrogó a la juez natural. En tanto que el Ministerio público Fiscal fue representado por el funcionario Cristian Ovalle, mientras que la imputada fue asistida por la defensora pública Viviana Barillari, quien explicó lo motivo de su ausencia en el recinto.
Al respecto, la defensora sostuvo que acudió al domicilio de Francia al 500 y allí se encontraron a la coimputada en estado de reposo por recomendación médica. Además, dijo que fue visitada por el médico forense y se informó que tiene como fecha probable del parto el 9 de setiembre. Por ello "sería un riesgo que comparezca a la audiencia", sostuvo.
"En 'La Casa' (organismo estatal) no tienen capacidad de alojarla y de Migraciones (por su nacionalidad paraguaya) no se obtuvo respuestas. No tiene otro domicilio y está cumpliendo su arresto domiciliario", agregó la defensora pública y solicitó que permanezca detenida en ese domicilio hasta la fecha del parto.

RECHAZO DE LA FISCALIA
A su turno el funcionario de Fiscalía sostuvo que no hay motivos para que la imputada no concurra a la audiencia, porque no está debidamente acreditado su estado de salud. En razón de ello fue que solicitó un lugar alternativo para que cumpla el arresto domiciliario y destacó que los herederos legítimos de los propietarios del inmueble reclaman la devolución y presentaron una denuncia.
En el mismo sentido indicó que tampoco ese domicilio es un lugar apto para una persona que se encuentre alojada allí, sobre todo teniendo en cuenta que le retiraron los servicios públicos de luz y gas.
Tras los argumentos, solicitó que se constate el estado de salud con su ginecóloga en Clínica del Valle y se sustituya el lugar de su prisión domiciliaria por otro más acorde y para restituir el inmueble.
Tras escuchar a las partes el juez resolvió mantener el arresto domiciliario de la imputada por el tiempo que dure la investigación ya que los riesgos procesales por los cuales se le dictó la medida permanecen hasta la fecha. "De acuerdo a la consigna policial dispuesta en el lugar no ha habido indicio alguno que allí se esté facilitando la prostitución, por lo tanto no habría obstáculo para que la imputada permanezca en dicho domicilio hasta que pueda dar a luz".
Hay que recordar que Ferreira Almada está imputada como organizadora de una asociación ilícita en concurso con cohecho activo, en virtud de las dádivas que se le atribuye haberle entregado, al menos en cuatro oportunidades, al comisario mayor Alejandro Pulley.
A Ferreira Almada se le atribuye haberle entregado dádivas, al menos en cuatro oportunidades, al comisario Pulley para brindarle protección a un departamento VIP que operaba en la calle Francia.
Con ella también está imputado el oficial Pedro Daniel Lázaro Benítez (29); el ciudadano colombiano, Juan Carlos Cuellar Gamboa (30), César Alejandro "Chatrán" Hernández y el comisario Pulley.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico