La inversión en perforación cayó u$s188 millones en la Cuenca del Golfo San Jorge

Mientras las empresas tienen menos actividad, el Estado provincial achica su caja con 200 mil dólares menos por día en comparación al año pasado. Los 94 pozos menos realizados hasta mayo de este año muestran un declive propiciado por los planes vacacionales, los conflictos y las suspensiones.

La menor perforación por la baja de equipos de torre, según difunde la Secretaría de Energía de la Nación, preocupa en el sector laboral de la industria petrolera. A la vez, una reducción de la recaudación de regalías hidrocarburíferas alerta al Gobierno provincial que ya tiene que hacer sus números sobre la base de los nuevos parámetros.
La perforación mostró una baja de -37,6% de pozos terminados, en comparación de enero-mayo de 2016 contra el mismo periodo de 2015. La información surge de las propias empresas que periódicamente tienen que informar los niveles de actividad y producción a la Secretaría de Energía, hoy bajo la órbita del Ministerio de Energía de la Nación.
Chubut muestra la disminución más pronunciada, a diferencia de Santa Cruz. En la parte de Chubut de la cuenca fueron 62 pozos menos en enero-mayo de este año que en el mismo rango de meses de 2015 (136 el año pasado, 74 este año). En Santa Cruz también fue a la baja, pero en menor medida: 23 pozos menos (114 el año pasado, 91 este año).
El dato para simplificar este esquema complejo es que fueron 94 pozos menos que en enero-mayo del año pasado en la Cuenca del Golfo San Jorge. La inversión perdida fue de 188 millones de dólares, si se toma en cuenta que cada pozo ronda los dos millones de dólares. Depende de las características geológicas, por eso otros técnicos estiman en tres millones el costo por pozo.

CONTEXTOS

El primer contexto a tener en cuenta es el plan vacacional de Pan American Energy, que propuso para bajar la actividad sin reducir personal en actividad. Fueron 1.400 trabajadores que tuvieron que salir de licencia y francos compensatorios en un periodo entre noviembre de 2015 y febrero de 2016.
El otro contexto es la pelea por la subida de equipos al campo que involucró a todas las operadoras. Con Tecpetrol, los sindicatos acordaron un tiempo de paz -que concluye esta semana- con operarios suspendidos. En los casos que hacían horas extras, se les recortó y cobran el 70% del sueldo hasta que los convoquen a algún equipo de torre que vuelva a trabajar.
La pelea entre YPF y San Antonio Internacional aportó otro elemento más a esta caída de la perforación. A la fecha, hay catorce equipos que la empresa estatal considera que cumplieron su ciclo en el cronograma de tareas y esto le ha traído conflictos a las contratistas con los sindicatos. En el norte santacruceño se le suma la interna, donde un sector del gremio impulsa medidas de fuerza y la conducción sindical llama a negociaciones sin piquetes ni movilizaciones.
Al no ingresar toda la producción a las refinerías del país, porque hay una cuota exportable de producción de unos 30%, y compite con los precios que se manejan ahí. Las refinerías compran a un precio mayor, al Escalante a 54,90 dólares por barril y al Medanito –de Neuquén- a 67,50 dólares por barril.

REGALIAS A LA BAJA

El ministro de economía de Chubut, Pablo Oca, indicó que el gobierno provincial recibirá este 2016 será $700 millones menos. La estimación del gobierno es lo más alentadora que se puede, porque en un peor escenario la caída de ingresos podría achicar la caja en $1000 millones.
El Patagónico estimó en un informe publicado el lunes 8 de agosto que la pérdida sería de u$s200 mil diarios, al menos fue así durante el primer trimestre del año al comparar la recaudación contra la obtenida el año anterior. El Tesoro chubutense avizora una fuerte disminución de los ingresos.
Entre enero y marzo de este año, Chubut recaudó u$s78,6 millones cuando el año pasado había logrado hacer de u$s97,4 millones. Los u$s18,8 millones menos de diferencia en un trimestre contra otro da la pauta del fuerte impacto de la crisis en el sector petrolero y la incertidumbre sobre cómo concluirán las negociaciones.
Al precio que el dólar estaba en los primeros meses de 2016, alrededor de los $14 fueron tres millones de pesos menos por día en relación al mismo rango de meses de 2015 -aunque el dólar estaba en ese momento a $10-. El gobierno de Mario Das Neves participó en esos días en las mesas de negociaciones con funcionarios del gobierno nacional.
Este dato empeora en tiempos de baja del precio del crudo porque una cuota de la producción sale a exportación y se transa a los valores del comercio externo. Es así que las regalías terminan liquidándose a un menor precio, y más cuando las empresas rompieron su récord de exportaciones en el primer semestre del año al estar la capacidad instalada de la industria del refino utilizada al máximo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico