La investigación de la muerte de Nisman pasará a la Justicia Federal

La decisión fue tomada por los jueces Julio Marcelo Lucini, Rodolfo Pociello Argerich y Mario Filozof. Ahora, la causa deberá ser sorteada por la Cámara Federal porteña para determinar en qué juzgado quedará radicada.

La sala 6 de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional decidió ayer que la investigación por la muerte del fiscal especial de la UFI - AMIA, Alberto Nisman, pase al fuero federal, como había pedido la titular del Juzgado Criminal de Instrucción Nro. 25, Fabiana Palmaghini.
Palmaghini se había declarado "incompetente" para seguir investigando la muerte del fiscal y decidió enviar la investigación al fuero federal, al tiempo que también promovió una denuncia contra la fiscal Viviana Fein por omisión de información.
La resolución fue tomada luego de escuchar y evaluar la ampliación de la declaración testimonial que ayer prestó ex agente de inteligencia Antonio "Jaime" Stiuso, confirmaron fuentes oficiales.
Palmaghini decidió, además, denunciar a Fein por omitir consignar todos los datos y versiones que Stiuso habría aportado cuando, en febrero de 2015, declaró como testigo por primera vez.
La incompetencia declarada por Palmaghini abona la hipótesis del homicidio, que la misma magistrada había considerado "prematura" semanas atrás cuando rechazó un planteo de la juez federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, querellante en representación de las dos hijas menores de edad que tuvo en su matrimonio con Nisman.
Fueron los jueces Lucini y Argerich quienes manifestaron: "No hay originalidad alguna en afirmar que se trata de una compleja causa. El deceso del fiscal federal Natalio Alberto Nisman pudo tener vinculación por su actuación en la unidad que se ocupa de investigar el atentado contra el edificio de la mutual denominada Amia y ocurrió en un momento político sensible, si se repara en la denuncia que días antes había radicado contra la presidente de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner, entre muchas otras personas vinculadas a su gestión".
Además, señalan con dureza: "Desde que se conoció la noticia -de la muerte del fiscal-, se han cometido un sinfín de groseras desprolijidades".
"Bastaría mencionar la gran cantidad de personas que circularon por el interior del departamento sin que una autoridad concreta las coordine y el tardío aviso dado a las autoridades judiciales o del Ministerio Público, que debieron impartir directivas en horas tan decisivas", agregaron los magistrados.

HIPOTESIS PLAUSIBLES
Por último, Lucini y Argerich entienden: "Existen razones más que plausibles para poder dar crédito a la hipótesis de máxima que sugieren los acusadores, tanto públicos como privados, para suponer que la muerte de Alberto Natalio Nisman también pudo ser el resultado de la actividad de terceras personas en el marco de su función. De ese modo este sumario deberá tramitar en la justicia de excepción".
En la resolución difundida ayer por el Centro de Información Judicial (CIJ), que depende de la Corte Suprema de Justicia, los jueces solicitaron al Consejo de la Magistratura "que evalúe el accionar del juez Manuel de Campos", quien intervino en la causa durante la noche en la que Nisman fue hallado muerto, y a la Procuración General "que haga lo propio respecto de la fiscal Viviana Fein".
La decisión de la juez Palmaghini había sido apelada por la defensa de Diego Lagomarsino, el experto en informática que proporcionó el arma hallada junto al cuerpo sin vida del fiscal, quien podría apelar esta nueva decisión ante la Cámara de Casación Ordinaria.
Los jueces de la Sala VI de la Cámara basaron ratificaron la decisión tomada por la juez de primera instancia quien había basado su declaración de incompetencia en la posible violación de la correspondencia a partir de la intromisión en la intromisión en la computador y teléfono de Nisman.
A pesar de ello, indicaron que "no es posible sostener que la resolución impugnada apoyó la declinatoria de competencia sólo y exclusivamente en la referida violación de correspondencia" dado que "el objeto de la causa está fuera de discusión y resulta ser la determinación de bajo qué circunstancias perdió la vida Nisman y, la posible alteración de sus registros informáticos, no puede bajo ningún concepto, y de momento, desvincularse de este objeto".
En el marco de la causa, el técnico informático Diego Lagomarsino está imputado por ser el propietario del arma de la cual salió el disparo que perforó la sien del fiscal que investigaba la causa AMIA.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico