La joven atropellada se recupera en su casa esperando encontrar al culpable

Yesica Ponce y su hijo de un año fueron atropellados el martes a la tarde en Alvear 40. La joven sostiene que el vehículo circulaba a alta velocidad y sólo atinó a cuidar a su hijo. Producto del accidente se le reventó un vaso sanguíneo de la cara y tiene diversos hematomas en sus piernas que no la dejan caminar con normalidad. El niño, por su parte, sólo aquejó heridas leves. Los familiares señalaron irregularidades en la Seccional Segunda para realizar la denuncia y "falta de interés para llevar a cabo la investigación" ya que todavía no pidieron las grabaciones de las cámaras del lugar.

Yesica Vanesa Ponce (19) esperaba el martes a su pareja, Leonardo Rodríguez, en Alvear y Necochea para ir a comprar unas cosas al centro. La joven de 19 años estaba acompañada por su hijo de un año y decidió cruzar de vereda para ir a cargar crédito a un kiosco de la zona. Yesica sostiene que miró para ambos lados antes de cruzar la calle, pero en un momento observó que un automóvil subía por Alvear a toda velocidad y sólo atinó a proteger a su hijo.
El vehículo atropelló a la joven y al pequeño, provocando indignación en los vecinos del sector que vieron el hecho y fueron los primeros en asistir a la víctima. "Lo único que me acuerdo eran voces y que me ayudaban a levantarlo a él (bebe). Me decían que no me mueva y me quede quieta. También escuchaba que el auto se había ido y nunca más apareció", dijo la joven que recibió ayer en su casa a un equipo de El Patagónico.
Yesica tras el accidente fue trasladada al Hospital Regional y los médicos decidieron que tendría que pasar seis horas en el centro asistencial, ya que producto del impacto se le reventó un vaso sanguíneo que le causó un derrame en toda la cara.
Finalmente la víctima recibió el alta médica durante la noche del martes, pero los dolores y la hinchazón en la cara continuaban por lo que se dirigió a la Clínica del Valle.
Allí, los profesionales decidieron que quede internada. Su estadía en el centro asistencial se extendió hasta el jueves a las 15, cuando fue derivada a la clínica Altamira para que se realice diferentes exámenes en su vista.
"Cuando fui a la Clínica del Valle no podía abrir el ojo (derecho) producto de la hinchazón. Estuve internada hasta el otro día. Luego fui a Altamira donde los estudios dieron que el golpe no me afectó la vista", explicó Yesica.
"Pero por ahora no descubrieron ninguna fractura. En las piernas también tengo varios hematomas y no puedo caminar muy bien por lo que fue el golpe. Mi hijo se raspó un poco la cara y tiene un chichón en la cabeza", describió ayer la joven, aún dolorida, confirmando que la próxima semana tiene que ver a un especialista de rostro "porque si no me baja la hinchazón me van a tener que cortar para que se deshinche".
La joven asistió ayer al traumatólogo que le diagnostico que deberá usar muletas ya que no podrá realizar fuerza con su pierna derecha.

DENUNCIAN
IRREGULARiDADES
EN LA INVESTIGACION
Yesica ayer se encontraba en su casa del barrio 30 de Octubre junto a su pareja, Leonardo Rodríguez, y su hermana Jorgelina Ponce. Leonardo fue quien se encargó de realizar la denuncia, pero asegura que hubo errores por parte del personal de la Seccional Segunda.
"Ayer (el jueves) fue ella (la hermana, Jorgelina) y le habían dado datos de otro auto. En la misma comisaria hablaban de un Honda Fit y nosotros le dijimos que era un Nissan Note", contó el joven.
Mientras que Jorgelina señaló que "todavía no fueron a pedir las grabaciones de ningún negocio, ni nada. En las grabaciones se ve un Nissan Note polarizado bordó y ellos todavía no se mueven".
"Yo fui el mismo día a la noche, pero como no estaba el que realiza la denuncia tuvimos que ir al otro día (el miércoles). Entonces fui sólo, le tuve que comentar cómo fue el tema y ahí me dicen que fue un Honda Fit. Yo les dije que no era ese el vehículo, que era un Nissan Note. Estuvimos hablando un rato y aparentemente ya estaba, pero como no sabían quién era (el conductor), no me podían cerrar la denuncia y no me quisieron dar la fotocopia", aseguró Leonardo.

BUSCANDO PISTAS
La hermana de Yesica manifestó su indignación con los efectivos policiales ya que sostiene que no están abocados a encontrar al culpable. "¿Y para qué están las cámaras en las calles? ¿Para hacer una multa? ¿Por qué para hacer multas sí sirven, pero en un caso así no hacen nada?", cuestionó Jorgelina.
En tanto, Leonardo aseguró que "yo me moví durante una mañana y conseguí diez grabaciones de las cámaras de los comercios, que me las van a pasar en estos días y ellos que son policías no consiguieron nada".
Asimismo, Jorgelina reflexionó que "uno de esos autos no lo tiene cualquier persona. La misma policía nos dijo que hay dos autos de esos en Comodoro y no son de gente humilde ni nada. Por algo no se están moviendo para encontrarlos tampoco, ¿no?. Por eso, si alguno vio y fue testigo de lo que pasó, le pedimos que aporte cualquier tipo de información".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico