La joven que se hizo una cirugía estética sin permiso sigue "inestable y con riesgo de vida"

"Pasó un fin de semana muy malo. Levantó fiebre, tiene neumonía con una infección en los pulmones y además se le infectó la herida en el abdomen donde le practicaron la cirugía estética", indicó Fernando Pérez, tío de la niña.

Erika Carrasco, la adolescente de 15 años internada en el Hospital Alvarez de la ciudad de Buenos Aires luego de haberse realizado una cirugía estética sin permiso de sus padres, continúa "en coma inducido, inestable y con riesgo de vida", informó su tío Fernando Pérez.
"Pasó un fin de semana muy malo. Levantó fiebre, tiene neumonía con una infección en los pulmones y además se le infectó la herida en el abdomen donde le practicaron la cirugía estética", indicó Pérez en diálogo con Télam.
Erika Carrasco fue madre hace un año y su familia explicó que desde entonces se sentía incómoda con las estrías que le había dejado el embarazo, por lo que acudió al Centro Quirúrgico Neuquén, del barrio porteño de Flores, donde la intervinieron "sin el consentimiento de la madre".
A raíz de las complicaciones que sufrió a causa de la cirugía, realizada el martes pasado, Erika fue trasladada al Hospital Alvarez "con riesgo de vida, en coma inducido y con pronóstico reservado".
Consultado por el estado de salud de la joven, su tío advirtió que "pasó un fin de semana muy malo" e indicó que "levantó fiebre, tiene una infección en los pulmones y continúa en coma. Además, ahora también tiene infectada la herida de la cirugía estética".
"Los médicos intentaron bajarle la sedación para quitarle el respirador y despertarla pero no pudieron porque no respira sola", explicó y agregó que "pasó de ser un paciente con estado crítico pero estable a ser un paciente crítico e inestable".
Por último, consultado por el avance judicial de la causa que la familia le inició a la clínica por lesiones graves, Pérez señaló que la doctora Silvana Del Giudice, dueña de la clínica, se encuentra imputada y que el abogado de la familia, Fernando González, está pidiendo la inhibición y el allanamiento del lugar.
"A esta altura ya deben haber cambiado toda la historia clínica de mi sobrina; ya pasó tanto tiempo que un allanamiento no sirve de nada. La justicia se toma su tiempo para actuar y nosotros no tenemos tiempo", concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico