¿La jubilada más joven del mundo?

Es el sueño de cualquier trabajador: jubilarse a los 36 años con una pensión de más de 1.000 dólares. Lizbeth Alonso Carreón, funcionaria del Ayuntamiento de Ciudad Juárez (norte de México), tiene esta posibilidad a su alcance.

Alonso pidió al municipio su jubilación después de trabajar 15 años en la administración pública. Un verdadero lujo en un país donde apenas el 50% de los mayores de 65 años consiguen esta prestación, según datos del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La funcionaria de Chihuahua, que entró a trabajar en el Ayuntamiento en el 2000, puede pedir su retiro porque se ha acogido al Reglamento de Jubilaciones por Antigüedad del municipio de Juárez de 1998, un acuerdo entre el Gobierno local y el sindicato que permite la jubilación a los 15 años de servicio con una pensión del 55%. Los concejales de Trabajo ya han aprobado la petición de Alonso pero el alcalde Javier González Mocken aún no ha dado su visto bueno.

La polémica no sólo la ha provocado su edad, sino que Alonso —que trabajaba como directora de audiencias públicas — participó como candidata del Partido Revolucionario Institucional (PRI) al Congreso de Chihuahua en las últimas elecciones y perdió.

Si Lizbeth Alonso consigue la jubilación recibirá 1.092 dólares mensuales de pensión, el 55% de su último sueldo

Las jubilaciones anticipadas no son una novedad en el Ayuntamiento de Ciudad Juárez. Ante el aumento de la violencia en la ciudad fronteriza con Estados Unidos, los policías se acogieron en la década pasada a este beneficio.

Sin embargo, las peticiones de funcionarios con otras tareas aumentaron a partir de 2004, sobre todo cuando comenzó la alternancia política en el consistorio. Esto dañó las finanzas del municipio y los ediles cambiaron en mayo el reglamento para establecer los 25 años de trabajo como meta de la jubilación. Pero muchos trabajadores quedaron amparados por la versión anterior.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico