La juez Palmaghini desplazó a la fiscal Fein de la causa Nisman

Fein permanecerá como representante del ministerio público fiscal en la causa y podrá dictaminar y solicitar medidas de prueba, pero ya no la conducirá ni podrá ordenar las pericias técnicas, criminalísticas y tecnológicas como hasta ahora.

La juez Fabiana Palmaghini tomó la decisión de desplazar a la fiscal Viviana Fein de la causa en la que se investiga la muerte del fiscal y ex titular de la UFI-AMIA, Alberto Nisman. Asimismo, ordenó la declaración del ex agente de inteligencia Antonio 'Jaime' Stiuso.
Palmaghini, quien instruía el sumario penal junto a Fein, quedó a cargo de la pesquisa, pero la fiscal se mantiene como representante del Ministerio Público y podrá dictaminar y solicitar medidas.
La magistrada asumió la dirección de la investigación luego de que Fein, que prepara un dictamen sobre las causas de la muerte, decidiera detener la instrucción hasta que se resolviera si el sumario, como lo pidieron las querellas, debe pasar a la justicia federal.
Para convocar a Stiuso, Palmaghini decidió cursar notificaciones a todas las fuerzas de seguridad para que se informe dónde se halla el ex director de la disuelta Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE).
La jueza dispuso también que se le informe sobre el desempeño de los custodios que tenía asignados Nisman, para lo que exigió la remisión de los sumarios que realizó la división Asuntos Internos de la Policía Federal.
Nisman fue hallado muerto con un balazo en la cabeza el 18 de enero último en el departamento que ocupaba en el piso 13 de un edificio del complejo Le Parc, en la zona de Puerto Madero de esta capital.
Sobre el pedido de incompetencia de la justicia penal ordinaria, la jueza aguarda una "certificación" de la causa en la que el magistrado federal Daniel Rafecas decidió archivar la denuncia de "encubrimiento" de Nisman contra la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
Entre las medidas de prueba ordenadas por la jueza figuran también nuevas pericias a las computadoras personales de Nisman, datos de planimetría en el departamento de Nisman y la convocatoria a una decena de testigos.
Tal como publicó ayer Tiempo Argentino, Fein había rechazado desprenderse de la investigación. Se lo habían pedido los abogados querellantes Pablo Lanusse, en representación de la madre del fiscal, Sara Garfunkel, y el estudio Casal, Vigliero y Romero Victorica, contratado por la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado en nombre de las hijas del difunto titular de la UFI Amia.
Fein había desestimado ambos planteos, que sostienen que Nisman fue asesinado y que para ello sus custodios propiciaron una "zona liberada" en el edificio Torres Le Parc de Puerto Madero.
Fein permanecerá como representante del ministerio público fiscal en la causa y podrá dictaminar y solicitar medidas de prueba, pero ya no la conducirá ni podrá ordenar las pericias técnicas, criminalísticas y tecnológicas como hasta ahora.
Su investigación fue cuestionada por los deudos de Nisman, quienes hace dos semanas pidieron formalmente el pase de la causa a la justicia federal, dando por sentado que se trató de un crimen.
Pese a esa aseveración, en el expediente que hoy será entregado a la jueza Palmaghini, no hay peritajes que por ahora avalen esa hipótesis -tampoco que las descarten-, y que obligarían a la justicia criminal de instrucción de deshacerse del caso ya que la víctima era un funcionario público.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico