La juez Parcio pidió la captura internacional del barco chino que escapó al control de Prefectura

La Justicia argentina representada por la juez federal de Comodoro Rivadavia, Eva Parcio, libró la captura internacional de un barco de bandera china que fue visto pescar en forma furtiva en aguas del Golfo San Jorge, cerca de Camarones. Dicha embarcación fue perseguida por barcos de Prefectura que le dispararon a la boya, pero logró escapar. Cancillería solicitará información al país asiático.

La juez federal Eva Parcio confirmó a El Patagónico la investigación que inició a fines de febrero contra un buque potero chino que pescaba en forma furtiva en aguas jurisdiccionales argentinos. En videos que se dieron a conocer ayer en medios televisivos nacionales, se observa el accionar a tiros que tuvo que realizar Prefectura Naval con el objetivo de disuadir al barco pirata.
El primer accionar fue detectado el 29 de febrero cuando la embarcación se encontraba pescando en aguas del Golfo San Jorge, en cercanías de Camarones. Allí se activaron los protocolos de actuación por encontrarse a un barco extranjero en aguas argentinas.
Prefectura intentó abordar al buque para hacerlo cesar de esa actividad irregular y tramitar todas las actuaciones correspondientes, como secuestrar la nave e incautar lo pescado, pero el barco chino se fugó para salir de las 200 millas.
Las embarcaciones de la fuerza nacional continuaron con la búsqueda y detectaron que el 2 de marzo el buque reingresó nuevamente a aguas jurisdiccionales, con la particularidad de que volvió a entrar a las pocas horas de que terminó la persecución en la zona de Camarones.
Luego de huir por segunda vez, el potero chino apagó su sistema de comunicación y radares para navegar rumbo norte casi 20 horas. "sin ser detectado por ningún radar porque tenía apagado todo su sistema y puso en riesgo la seguridad de la navegación", detalló la magistrada en Radio del Mar. Recién a la altura de Bahía Blanca encendió su sistema de comunicación.
Allí se inició una nueva persecución con dos guardacostas y una embarcación, pero el buque extranjero logró escapar rumbo a Uruguay. En aguas uruguayas, el potero eludió la persecución de Prefectura de ese país y tomó rumbo a aguas internacionales.
En lo que respecta a la persecución que efectuó la Prefectura Naval Argentina, "en dos oportunidades llegaron a la etapa de los disparos y se presume que tendría que haber habido daños porque hacen los disparos a boya. Son decisiones que toma el director nacional de Prefectura Naval Argentina", señaló la juez.
Una vez que Parcio fue informada de que había concluido la persecución con resultados negativos, dispuso la captura internacional y que la Cancillería a través de sus organismos pertinentes requiera información a la República China sobre el armador del barco y la tripulación. "Ellos serían responsables de la actitud cuando Prefectura intentó detenerlos", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico