La Justicia de Chubut ya dispone de pulseras y tobilleras electrónicas

El procurador general de la provincia Jorge Miquelarena y el presidente del Superior Tribunal de Justicia, Jorge Pfleger; se interiorizaron sobre el funcionamiento del dispositivo electrónico. En los próximos días se iniciará una prueba piloto en Trelew y Rawson.

Las tobilleras electrónicas ya están en la provincia y fueron puestas a disposición de la Justicia para realizar una prueba piloto en la zona del valle. Serán utilizadas en casos de prohibición de acercamiento a víctimas de violencia familiar o de género, y también para condenados que gocen de prisión domiciliaria.
En función de ello, el procurador de la provincia y el presidente del Superior Tribunal de Justicia se reunieron con el subsecretario de Protección Ciudadana de Chubut, Pablo García. Los funcionarios judiciales se interiorizaron de los pormenores del funcionamiento de esos dispositivos.
García explicó que el encuentro sirvió para que Miquelarena y Pfleger "puedan visualizar y evacuar cualquier tipo de dudas sobre el funcionamiento de este dispositivo que ya estamos prontos a implementar a la espera solamente que nos indiquen quiénes van a ser los destinatarios de las pulseras electrónicas para arresto domiciliario".
Para García la incorporación de esa herramienta electrónica "liberaría personal policial y recurso material para que puedan estar trabajando justamente en lo que es la prevención del delito y que el trabajo del control del arresto domiciliario se haga a través de estos dispositivos electrónicos".
El protocolo del uso de la pulsera o tobillera incluye el control y "la forma de trabajo para que en el momento que se detecte alguna falla o alguna irregularidad se pueda actuar rápidamente y de manera correcta", subrayó García.
Miquelarena explicó que observaron cómo funcionará el monitoreo de las pulseras en los casos de personas privadas de la libertad con arresto domiciliario o con prohibición de acercamiento. "La impresión es buena, esperemos que prontamente se puedan implementar porque me parece un sistema probado y efectivo", sostuvo.
Detalló que habrá un doble monitoreo: por un lado con la policía y por otro con la empresa proveedora que funciona desde Capital Federal, la cual se comunicará con el Centro de Monitoreo local cada vez que se produce alguna alteración o algún llamado de alerta.
El procurador precisó que el sistema se utilizará en presos judicializados que accedan al arresto domiciliario y la pulsera "colocada impide que efectivamente salga de su domicilio", graficó.
En la actualidad, "los arrestos domiciliarios para poder verificarlos tienen que tener una custodia policial, hacer rondines y la verdad es que nunca va a poder ser tan efectivo como lo sería el tema de la pulsera", explicó.
En los casos de violencia de género "se pretende evitar que se acerque a un radio determinado de la víctima", concluyó el procurador.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico