La Justicia declaró la quiebra de la empresa

La Justicia Comercial decretó la quiebra de la avícola Cresta Roja por un pasivo postconcursal, que implica claramente que la empresa no puede sostenerse y deja sin efecto el concurso de acreedores.
Con esta decisión, la jueza Valeria Pérez Casado, titular del Juzgado Comercial 18 donde tramita el concurso preventivo, busca que se proceda rápidamente a la venta de los bienes que la avícola tiene en la planta de Tristán Suárez, para salvar las fuentes laborales mediante la continuidad de la explotación comercial.
Con el fallo, la jueza desligó a la política del conflicto y el Poder Ejecutivo solo se podrá resolver la situación de los empleados, su situación social, además de pagar los compromisos asumidos.
La empresa se encuentra en conflicto desde 2013, cuando comenzó a tener problemas financieros como consecuencia de una deuda que ascendía a los 1.200 millones de pesos.
La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, había criticado los piquetes y convocó al diálogo, al tiempo que advirtió a los propietarios de Rasic Hnos. a cumplir con la orden judicial que los obliga a pagar los salarios y aguinaldos o a que vendan la empresa.
"Es un sector al que no le va mal y que recibió mucho apoyo así que o hacen frente a sus obligaciones o buscan otras empresas que estén capacitadas para hacerlo", informó Vidal.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico