La Justicia falló a favor de vecinos del barrio Gas del Estado en Cañadón Seco

A mediodía del viernes, la plaza del barrio Gas del Estado de Cañadón Seco fue epicentro de una trascendente reunión de vecinos. Allí se dio lectura a un fallo judicial por el cual se dispuso expropiar a Camuzzi Gas del Sur las viviendas que ellos ocupan desde hace muchos años, tras haber sido amenazados por la misma empresa de desalojarlos sino aceptaban pagar exorbitantes sumas de dinero.

Caleta Olivia (agencia).
Vale recordar que en el año 2015 un grupo de residentes de ese sector urbano recurrió al comisionado de fomento, Jorge Soloaga, para que tomara intervención ante las presiones y abusos que estaban sufriendo por parte de la empresa Camuzzi Gas del Sur que se quedó con los bienes de Gas del Estado, incluidos los inmuebles cuando esta fue privatizada durante el gobierno menemista.
La misma los intimaba a pagar precios exorbitantes por las viviendas que poseían –en muchos casos hace más de 30 años-, amenazándolos con desalojos masivos si no aceptaban las condiciones.
Fue entonces cuando Soloaga se puso al frente del reclamo e intentó intermediar para que la empresa llegara a un acuerdo "justo" con los vecinos, teniendo en cuenta también que el costo de esas casas ya estaba amortizado con el transcurrir de los años. Lejos de ello, el funcionario se encontró con una posición rígida e intransigente por parte de Camuzzi.
Por ello se emitió la Resolución 430/2015, a través de la cual solicitó a la Cámara de Diputados de la provincia la declaración de "utilidad pública y sujeto a expropiación" a todo el barrio Gas del Estado.
El entonces diputado Rubén Contreras receptó la iniciativa y fue el encargado de presentar el proyecto de ley elaborado por la comuna y gestionar su aprobación, lo que se concretó el 4 de diciembre de 2015 con la sanción de la Ley 3.467.
Con normativa legal en mano, el Poder Ejecutivo Provincial procuró que Camuzzi se retractara de su postura, pero como ello no ocurrió se le inició un juicio de expropiación en el Juzgado de Primera Instancia N°1 de Caleta Olivia, a cargo de Malena Totino Soto quien el pasado 2 de agosto dictó la Resolución y autorizo a la Provincia a tomar posesión del barrio.
El viernes, al hacer uso de la palabra ante los vecinos, Soloaga destacó que "este no es un acto de naturaleza política, ni electoral, sino un acto trascendente, extraordinario e histórico de justicia; no solamente para los vecinos de este barrio que tiene tanta historia y tantos personajes extraordinarios, sino trascendente en el territorio y la región".
"Tiene una característica sobresaliente desde el punto de vista institucional sobre determinaciones que han tomado el Estado provincial primero, y la Justicia después, respecto de otros casos de expropiación", puntualizó.
"Este es el que más trasciende porque hubo una decidida intervención desde la angustia, desde la incertidumbre y del miedo de los vecinos a quedarse sin su techo, sin el lugar en donde se convive. Es un hecho histórico porque las mismas se ponen a disposición del Estado para que este a su vez transfiera a favor de los vecinos ese lugar sagrado que es la casa de cada uno", indicó.

FERREA DECISION
Más adelante, el jefe comunal sostuvo que "en Cañadón se conjugó esa determinación extraordinaria en defensa de lo que uno siente por derecho propio y le corresponde, y por ese principio del derecho natural de acceder a lo más extraordinario del patrimonio de un ser humano que es nada más y nada menos que su casa".
Finalmente y ante el fuerte aplauso de todos los vecinos, expresó que es dable "sentirnos conmovidos e impactados ante un acto de justicia de esta naturaleza en el que los tres resortes republicanos de Santa Cruz -Poder Legislativo, Poder Ejecutivo y Poder Judicial- han determinado que estas viviendas ya nunca más sean de Camuzzi, ya nunca más de la prepotencia empresaria sin ningún tipo de solidaridad".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico