La Justicia podría ordenar la detención de un docente sospechado de pedofilia

Tras haber sido escrachado a través de una web creada especialmente para detectar casos de acoso sexual a menores de edad, un docente de Caleta Olivia que también es congresal de ADOSAC fue separado de funciones por las autoridades educativas. La policía allanó su domicilio y le incautó computadora, tablet y teléfono celular. Ahora no se descarta que la Justicia ordene su detención.

Caleta Olivia (agencia)
Quienes llevaron adelante el denominado "proyecto Tinder" (modalidad informática vinculada con la búsqueda de parejas a través de redes sociales) constataron, a partir de la incorporación de personas ficticias, que un alto porcentaje de adultos busca tener relaciones sexuales con adolescentes de entre 13 y 15 años.
Fue allí donde ubicaron a Fermín Ceferino Córdoba, de 50 años de edad y oriundo de Formosa, quien reside en el barrio 2 de Abril de esta ciudad y venía ejerciendo como docente titular de la Escuela Primaria N° 29 y como suplente en la Escuela Primaria N° 69. Además es uno de los congresales de seccional local de la Asociación Docentes de Santa Cruz (ADOSAC).
Córdoba fue escrachado al viralizarse una conversación que mantuvo con una supuesta niña de 13 años, a quien le habría hecho propuestas sexuales, generándose una ola de repudio por parte de cientos de ciudadanos, incluyendo padres de los niños que concurren a ambos establecimientos y exalumnos.
Esto llevó a Alejandro Maidana, titular de la Dirección Regional Zonal Norte de Escuelas (organismo del Consejo Provincial de Educación), a separarlo preventivamente de funciones y además habría sido el mismo funcionario el que presentó una denuncia formal ante el fiscal de turno, Martín Sedán, lo que luego motivó la intervención del juez de instrucción Gabriel Contreras.
La Justicia se movilizó de inmediato y el martes dispuso que la policía allanara su domicilio y le incautara los dispositivos hardware que poseía (computadora, tablet y teléfono celular) para someterlos a un minucioso peritaje.
Para entonces Córdoba ya habría borrado archivos, pero antes de que ello ocurriera se había recuperado la conversación que había mantenido con la persona virtual que se hizo pasar por menor de edad.
"Nos repugna saber que esta gente enseña en colegios y que puede abusar y acosar a niños", indicaron los referentes de la investigación particular.
También reprodujeron varios fragmentos de los supuestos dichos del maestro en la conversación de referencia registrada en estos términos: "sos una nena. Yo tengo 50 y estoy separado. Mirá si te enamorás de tu profesor. ¿Qué haríamos si nos enamoramos? ¿Tienes una foto más sexy?".
Ahora el caso fue tomado por la Justicia que, además de analizar la conducta moral del maestro, requirió una inspección de sus dispositivos hardware por parte de profesionales en informática.
Además no se descarta que el juez Gabriel Contreras, quien hace pocas semanas asumió funciones y prometió públicamente que no dejará pasar por alto ningún tipo de delito, pueda ordenar no solo su comparecencia, sino también su detención en el curso de los próximos días.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico