La Legislatura también rechaza la planta nuclear

La Legislatura manifestó el jueves, de forma unánime, su enérgico rechazo a la instalación de una central atómica en Sierra Grande, Río Negro y solicitó al Poder Ejecutivo provincial y a legisladores nacionales que se manifiesten en contra de esta iniciativa.

Por unanimidad, la Cámara de Diputados de Chubut rechazó el jueves la posible habilitación de una central nuclear en la localidad rionegrina de Sierra Grande y pidió al Poder Ejecutivo, legisladores nacionales y Parlamento Patagónico que también repudie la decisión del Gobierno nacional.
El proyecto, impulsado por el diputado de Cambiemos, Manuel Pagliaroni, fue presentado sobre tablas por el presidente del bloque de Chubut Somos Todos, Jerónimo García, quien recordó: "el mundo va en camino a otro tipo de energía y que en Chubut como en la región patagónica se han expresado en contra de una posible explotación del recurso nuclear".
Antes de la sesión, estuvo en la Legislatura el ex ministro nacional de Agricultura, Norberto Yauhar, quien mantuvo contacto con algunos diputados para dejar sentada su posición contraria a la instalación de una central nuclear.
Para García, esa planta no es precisamente "progreso, sino que debemos hacer una clara demostración de defensa de la vida, del cuidado del medio ambiente y de nuestros recursos naturales".
Reconoció que Sierra Grande vive un momento difícil con la explotación de su mina de hierro, "pero no se sabe qué se hará con el residuo, en su momento la CNEA (Comisión Nacional de Energía Atómica) hablaba de una solución final de hacer un reservorio en Gastre, y eso es un contrasentido porque hay muchas inversiones para que se produzca energía limpia".
Expresó que a nivel internacional, sacando Francia que tiene el 90% de su matriz energética nuclear, el resto del mundo lo está abandonando "porque son muchos casos que se conocen sobre los problemas que ha generado".

DEBATE

El diputado del PJ-FpV Carlos Gómez expuso que es un debate que se debe dar con mucho más tiempo y recordó que el Congreso de la Nación declaró de interés nacional la cuarta central de construcción atómica y en 2015 la ex presidente Cristina Fernández inauguró la planta de uranio en Río Negro.
Gómez indicó que el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilnek, ha manifestado su satisfacción al indicar que su provincia tendrá la quinta central atómica y que una vez la central esté en marcha habrá unos 200 operarios, "debe ser un orgullo para esa provincia porque hace 20 años vienen trabajando en centrales atómicas, allí está el instituto Balseiro que ha sacado grandes científicos en esta materia", planteó.
Mientras, Javier Touriñan (FpV) dijo que su bloque acompañaría la propuesta de repudio, pero dejó en claro que será algo inocuo, que es un proyecto programado a cinco años y que su construcción tardará unos tres años más," por lo que hay tiempo suficiente para seguir debatiendo del tema", sostuvo.
Indicó que el diputado García manifestó datos erróneos sobre la energía nuclear de algunos países, "me hubiera gustado opinar con respeto al texto, hay escasa información sobre este tema y deberíamos ampliar el debate, García habló de Francia, EE.UU., y este es un proyecto de cinco años que se terminará en tres más por lo que hay tiempo para seguir discutiendo de este tema".
Touriñan recordó que el diputado radical Ricardo Alfonsín expresó que los convenios de Mauricio Macri en China son perjudiciales para la Argentina, incluido éste. "Votaremos una declaración que es inocua", reiteró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico