La Lista Verde Esperanza se impuso en los comicios del barrio 9 de Julio

Un total de 144 vecinos sobre un padrón de 209 votantes escogieron a la Lista Verde Esperanza presidida por Edith Aguilar. La Lista Celeste y Blanca, la otra opción electoral, en la semana había denunciado irregularidades en la obra de refacción del edificio barrial.

Luego que en la última semana se realizaran denuncias cruzadas, impulsadas en principio por la Lista Celeste y Blanca que tenía como candidata a presidente María Belén Püschel, ayer finalmente se impuso en las elecciones del barrio 9 de Julio la Lista Verde Esperanza.
Edith Aguilar será la encargada de dirigir los destinos de este tradicional barrio de la zona sur durante los próximos dos años. Sobre un total de 209 votantes, 144 eligieron a esa opción, registrándose una diferente de 25 votos.
En el acto electoral estuvo presente el coordinador Legal de Vecinales, Mauro Fonteñez, para constatar la rigurosidad de los comicios y de esa manera anunciar a los nuevos dirigentes barriales.
Fonteñez valoró “la actitud de los apoderados de las listas propuestas para que se concreten con éxito los comicios” y aseguró que "supieron mantener un trato cordial durante todo el cronograma electoral para que los comicios resulten conforme a derecho".
“Hoy los vecinos del barrio 9 de Julio tienen que estar contentos porque ganó la democracia, con una importante participación de todos. Nos sorprendió el número de votantes que se acercaron porque cuando arrancó el proceso de asambleas los asistentes eran pocos”, agregó el funcionario.

CRUCE A TRES DIAS
DE LAS ELECCIONES
Hay que recordar que la última semana integrantes de la Lista Celesta y Blanca dieron a conocer las irregularidades que el municipio detectó en la obra de ampliación de la sede social, la cual se construye con aportes del programa Invertir Igualdad.
Antonio Ocampo, apoderado de la lista, y Püschel, apuntaron directamente a Elsa Navarrete de Vera y a Ricardo Sosa. Y con los documentos que avalan su denuncia, confirmaron que el municipio clausuró la obra de ampliación ya que el proyecto no fue autorizado en su momento por la Dirección de Obras Públicas por detectarse algunas falencias en el trabajo.
Un día después, Navarrete de Vera y Sosa, tesorera y protesorero de la asociación vecinal, realizaron su descargo y aseguraron que la obra la ejecuta el municipio, y respecto al manto de sospecha que Ocampo había puesto sobre el manejo de fondos, señalaron que “habla desde el desconocimiento porque la vecinal siempre ha presentado todos los papeles a la Inspección General de Justicia. Nosotros tenemos un contador que avala nuestros balances. Incluso este señor (por Ocampo) ha firmado los balances del año 2015 y 2016 y nunca ha tenido una objeción al respecto", argumentaron.
"Nosotros hemos rendido los gastos a Provincia en la Fiscalía 2 en la delegación en Rawson y hoy queda un saldo que está siendo utilizado por (la Secretaría de) Obras Públicas y la obra está en manos de la Municipalidad. Ellos están terminando la obra”, aclararon.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico