La llamada 3

Desde el jueves 16 de febrero, en estreno simultáneo con las principales salas del país, se exhibe en Cine Coliseo la nueva entrega, dirigida por el español F. Javier Gutiérrez, de la exitosa saga de terror "The Ring", ahora narrando hechos que se desarrollan trece años después de los narrados anteriormente.

Julia, una joven angustiada por su novio, que investiga la oscura subcultura que rodea una misteriosa cinta de video, de la que se dice que asesina a sus espectadores a los siete días de haberla visto, decide sacrificarse para salvarlo de esa maldición. Pero al hacerlo, un descubrimiento le hiela la sangre: hay una "película dentro de la película" que nadie ha visto jamás.

Francisco Javier Gutiérrez, nacido en Córdoba, Andalucia, se trasladó a Madrid para estudiar derecho. Con "El Cuerpo" (1998) y "Brasil" (2001) dió el salto a los circuitos de festivales internacionales donde se le identificó rápidamente con un estilo cinematográfico de sello muy personal. Con "La Llamada 3", Gutiérrez debuta en Hollywood. "En la cultura americana hay admiración por lo diferente", dice. "Importan talento de afuera y visiones de nuevos creadores, experimentan una fascinación y apertura mental que no hay en España, donde estamos cerrados en la riqueza cultural y no tan abiertos a explorar otras cosas". A su juicio, la cultura española es "muy rica", pero puede convertirse en un arma de doble filo: la "sensibilidad humana y artística", el "bagaje" y la "frescura y espontaneidad" pueden llevar a la industria a acomodarse.

La llamada 3


Ha relatado que en el rodaje de "La Llamada 3" ha habido un "guiño español" en varios elementos de las habitaciones que visita la protagonista, aunque esto no se ha dejado ver en el montaje final. Lo que sí se puede observar en el montaje del vídeo que desata un fatal destino en el filme, es el amor de Gutiérrez por el cine Luis Buñuel y por obras como "El Perro Andaluz", un homenaje inevitable al gran cineasta que no pasa desapercibido.

Sobre los remakes, Gutiérrez opina que los mismos "forman parte de la incansable búsqueda de contenidos" que existe en los Estados Unidos. En el caso concreto de "La Llamada 3", cree que del terror japonés no sólo importaron un nuevo contenido, sino también una sensibilidad diferente a la occidental que "transmite una sensación de incomodidad y desconocimiento que se convierte en terror". Y señala: "Son muy conscientes de que dan vueltas en círculo: Sus propios creadores, aunque son muy buenos, exploran contenidos muy limitados pero mantienen los ojos abiertos, les interesa adaptar historias a su cultura y estilo".

Y no obstante sus proyectos en Hollywood, Gutiérrez afirma que no quiere desligarse de su país. De hecho, su deseo es poder alternar proyectos más comerciales con otros más personales con los que consiga "más libertad" artística, pero aclara que dichos proyectos no necesariamente involucrarían al género de terror.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico