La "madame" paraguaya que fue detenida tendría una estrecha relación con Pulley

Dos causas paralelas investigadas por el Ministerio Público Fiscal de Comodoro Rivadavia, una recibida de la Justicia Federal que se declaró incompetente, confluyen en un solo lugar: un departamento VIP de Francia 510. Esa es la cuna de las ramificaciones de delitos de una causa compleja que involucra al comisario mayor Alejandro Pulley, ex jefe de la Seccional Primera de Comodoro Rivadavia y hasta ayer jefe de la Unidad Regional de Trelew; al oficial Pedro Benítez; al conocido condenado por estafas César "Chatrán" Hernández; al colombiano Juan Carlos Cuellar Gamboa, alias "Maycol"; a la administradora de ese VIP, Guillermina Ferreyra Armada y a un grupo nutrido de gitanos dedicados a la venta de vehículos truchos.

La Fiscalía junto a la División Sustracción de Automotores investigaban desde diciembre de 2015 a una banda que se dedicaba a la falsificación y estafas con automotores que tendría como integrantes al colombiano Juan Carlos Cuellar Gamboa, alias "Maycol", a César Alejandro Hernández, alias "Chatrán" y al oficial de la Seccional Primera, Pedro Benítez, junto a varios gitanos.
A esa investigación se sumó para la Fiscalía una causa derivada del Juzgado Federal -que se declaró incompetente- en la que a raíz de las escuchas telefónicas se detectó el presunto delito de incumplimiento de deberes de funcionario público y cohecho del ahora jefe de la Unidad Regional de Trelew, Alejandro Pulley, que en ese momento era jefe de la Seccional Primera de esta ciudad.
Pulley tendría una estrecha relación con la regenteadora del VIP, Guillermina Ferreyra Armada, de nacionalidad paraguaya a la que asesoraría en la promoción de la prostitución.
Todos fueron detenidos, menos Hernández que está prófugo y Pulley a quien sólo se le allanó en Trelew su despacho y su vivienda, secuestrándosele su teléfono y una agenda. Hoy será la audiencia de control de detención y formalización de la investigación de los implicados.

LA PUNTA DEL OVILLO
Desde diciembre del año pasado la fiscal Camila Banfi junto a la División Sustracción de Automotores de la Planta Verificadora de Comodoro Rivadavia y Trelew, a cargo de los oficiales Sebastián Bevilaqua y Sergio Salamín, investigó una causa por compra y venta irregular de automotores, falsificación, estafas y otros delitos que los llevó hasta galpones clandestinos de gitanos, en los que ayer se encontraron un camión y una moto robada.
De acuerdo a lo que se investiga, se presume que el oficial Benítez brindaba protección y hasta falsificaba documentos públicos, "Chatrán" Hernández, en tanto, realizaba contratos truchos de alquiler de camionetas en Santa Cruz y las introducía para la venta en un corredor patagónico con la ayuda del colombiano "Maycol" Cuellar Gamboa y un grupo de gitanos de Canadá y Polonia, Maipú al 1.500 y Alem al 300, a los que ayer se les allanó las propiedades.
Los continuos enfrentamientos entre gitanos por la disputa del negocio dejó entrever la punta del ovillo en la investigación que la Fiscalía inició con el robo de una camioneta y a la que se sumaron otras dos causas. En uno de los robos, el de una camioneta a un gitano se vieron involucrados como sospechosos el oficial Benítez, "Maycol" y "Chatrán".
La investigación por estafas recayó en una causa de prostitución y venta de estupefacientes que fue investigada en su momento por la Justicia Federal que se declaró incompetente al no poder comprobar la trata de persona y la venta de drogas en ese VIP en donde se detuvo en mayo del año pasado a "Maycol" y a Ferreyra Armada.
La causa se envió a la Fiscalía provincial y con esa información y pruebas importantes se comprometió más aún a la banda del colombiano, de Hernández y del oficial, pero también se sumó un sospechoso, el propio comisario Pulley, por ese entonces jefe de la Seccional Primera.
La causa fue investigada así por el fiscal Martín Cárcamo quien ayer confirmó que al comisario se le imputa el incumplimiento de deberes de funcionario público y cohecho.
Según se dio a conocer ayer, cuando se intervinieron los teléfonos surgió la presunta relación de Pulley con la prostitución, a través de la madame paraguaya Guillermina Ferreyra Armada, quien tendría un estrecho vínculo con el comisario Pulley.
En sus últimos meses de gestión en la Comisaría Primera durante 2015 -según las intervenciones telefónicas de la Justicia-, Pulley había asesorado y protegido al departamento VIP en su funcionamiento.
Para los investigadores Pulley tendría como "soldadito" al oficial Benítez, quien incluso está sospechado de facilitarle armas al colombiano "Maycol" y brindarle protección.
Cuando Pulley se trasladó al valle del Chubut, Benítez habría quedado en la Comisaría Primera prestando protección al VIP hasta que fue trasladado.
Según Cárcamo desde 2014 a la fecha se comprobó que en Francia 510 se ejercía el comercio sexual. Y que Guillermina Ferreyra junto a Cuellar Gamboa sacaban provecho de ello bajo protección policial brindada por personal de la Seccional Primera.
El secuestro de documentación, equipos informáticos y telefonía celular, su análisis y desgrabación implican a Pulley, resaltó Cárcamo.
No se pidió su prisión preventiva ya que presta servicios en la policía, pero sí medidas de carácter sustitutivas como no salir de Trelew y no acercarse a las víctimas, ni tener contacto con policías que investigan el caso.
Lo que no cayó nada bien en los jefes policiales fue que al jefe de la Unidad Regional de Trelew, la jefatura de policía le haya dado vacaciones un día antes de ser allanado su despacho.

LOS ALLANAMIENTOS
La causa ayer derivó en 27 allanamientos librados por la juez Daniela Arcuri que se realizaron en Puerto Madryn -donde se buscaba a Hernández-, Trelew y Comodoro Rivadavia.
Sobresalieron las requisas en el despacho de la jefatura de la Unidad Regional de Trelew y la vivienda de Pulley, en donde se secuestró el teléfono y una agenda del comisario mayor, que serán peritados.
En el allanamiento al departamento VIP de Francia 510 de esta ciudad se detuvo a Cuellar y a Ferreyra y se encontró a una mujer que hace dos años ejercía la prostitución en el lugar.
La detención más riesgosa era la del oficial Benítez en un departamento de Alsina 83 al que debió ingresar el Grupo Especial de Operaciones Policiales junto a la Brigada de Drogas Peligrosas para reducirlo y comenzar con la requisa que se extendió hasta las 14.
De las cuatro detenciones libradas quedó pendiente la de"Chatrán" Hernández, que no fue hallado en ningún domicilio que fue buscado y tiene pedido de captura.
En total se secuestraron nueve armas de fuego. También se allanó el bar "El Bloque", ubicado en Alem y Ameghino, en donde según pudo conocer El Patagónico, se halló dinero escondido en cajas de whisky, recaudación que se investiga a qué tipo de negocio corresponde.
No hay que olvidar que desde la semana pasada la policía se vio sacudida a raíz de una causa de robo y amenazas por parte de un integrante de la comunidad dominicana, en la que también se hizo referencia a la protección policial y tráfico de armas.
En esa causa se investiga si es que también Benítez tenía algún tipo de conexión junto a "Chatrán" con la "Reina de la Noche", una mujer relacionada con la prostitución VIP y condenada a cuatro años de prisión por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización e integrante de la banda de dominicanos.
También se investiga paralelamente si están involucrados policías de la Seccional Segunda en algún tipo de protección policial a trabajadoras sexuales.
Juan Carlos Caperochipi, el fiscal general ayer dejó en claro que han tenido absoluta colaboración de la Policía del Chubut. "No son procedimientos contra la Policía del Chubut, sino que son casos que involucran a personas en particular", afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico