La madre de "Leito" Vidal aseguró que el asesino se cortó el pelo y la barba

A una semana del homicidio de Angel Vidal, quien recibió un disparo en la cabeza en el límite de los barrios Moure e Isidro Quiroga, su madre denunció que le tirotearon la casa a otro de sus hijos. Dijo que al prófugo presunto homicida, Cristian Alanis, "hace dos días lo vieron pelado y sin chiva (barba)".

Para Karina Gallardo, la madre del joven asesinado, la marcha "es la única manera que nos escuchen". Por ello, se concentraron ayer a las 18 sobre la avenida Alsina y Rivadavia para gritar “justicia” y exigir la detención del presunto autor del disparo, Cristian “Piri” Alanis, integrante de la denominada banda del barrio Isidro Quiroga, "Los Papas Fritas".
Casi un centenar de personas entre familiares y amigos de “Leito” como lo llamaban sus conocidos se congregaron con una pancarta que decía: “Justicia por Leito Vidal”. Un grupo de amigos con bombos y redoblantes acompañó la marcha con cánticos en recordación del joven abatido. Los manifestantes descendieron por la avenida Rivadavia hasta España y luego continuaron por San Martín hasta Guemes. Allí se detuvieron frente a la Unidad Regional, donde se acrecentaron los cánticos como: “olele olala queremos la justicia, justicia donde está”.
También los gritos estaban dirigidos al sospechoso del crimen como “Piri policía”. La ruidosa marcha transcurrió en tranquilidad hasta que desconcentraron en el punto de encuentro. En diálogo con El Patagónico, la madre de la víctima mostró su malestar porque la causa se encuentra sin detenidos.
Recordó que su hijo fue baleado a las 19:30 del miércoles 19 sobre la calle Marinero López y José Ortega y falleció durante la madrugada del día siguiente. “Del miércoles al jueves ya tenían tiempo de sobra para agarrarlo y no lo hicieron”, reclamó.
Según la mujer su hijo conocía al asesino y se trata de la misma persona que en julio lo baleó en un brazo. “Es una saña que tenía con mi hijo”, analizó Gallado con una foto de Angel que rezaba “justicia”.

ATAQUES Y AMENAZAS
La madre del joven de 19 años denunció que a su hijo mayor, quien acompañaba a Angel la tarde del ataque “le fueron a tirotear la casa y se tuvieron que ir. A mí me mandaron mensajes con los amigos de ´Leo´ que me iban a ir a balear la casa. Son los ´Papas Fritas´ y hasta las mismas redes sociales están provocando diciendo cosas que no son".
Karina Gallardo recordó que su hijo "estudió, se recibió y estaba trabajando. Mi hijo no era un chico malo, fue escolta y siempre tuvo excelentes notas en el Colegio Magisterio. Se recibió hace dos años con los mejores promedios”. En el último tiempo, la víctima que trabajaba como tornero estaba con un tratamiento por el tiro que recibió en un brazo.

PROFUGO RECONOCIDO
Respecto al paradero del presunto homicida, Gallardo afirmó: “hace dos días lo vieron pelado y sin chiva (barba). Se cambió la fisonomía, encapuchado, pero anda caminando la Lisandro de la Torre. Anda como si nada. Ahora me decían que anda en auto distinto, paseando la zona".
Para la mujer "parece muy raro que no lo detuvieron y lo que me dijeron está protegido por la UOCRA. Varios me han comentado lo mismo".
Su hijo mayor y testigo del homicidio, "está shoqueado todavía, se tuvo que ir de su casa, él tiene una bebé y es todo un tema". Ante esa situación pidió protección policial, "pero me dijeron que no porque no hay personal, me dijeron que iban a andar patrullando y me dieron el número del comisario (de la Seccional Quinta) por si llega a pasar algo".
Un tío del corazón de Angel comentó: “compartimos muchas cosas y lo conocía desde que tenía 10 años. Me dolió mucho que haya fallecido de esa manera porque nadie tiene que quitarle la vida a nadie”, reflexionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico