La madre de Lucas Fuentes asegura que "lo mató la policía"

María Egea se presentó en la redacción de este diario para pedir justicia por Lucas Fuentes, quien cumplía condena por un robo y estaba próximo a salir en libertad cuando apareció muerto en una celda policial. La familia no conoce el resultado de la autopsia y sólo sabe que murió por asfixia mecánica, tal como indica el certificado de defunción.

María Egea enterró a su hijo el domingo. Ahora exige Justicia. Lucas Eduardo Alberto Fuentes (20) esperaba con ansias la libertad condicional debido a que iba a comenzar a trabajar, pero apareció muerto en una celda de la comisaría del barrio Mosconi y ninguna autoridad judicial o de la Unidad Regional Comodoro Rivadavia se comunicó con Egea. Según la versión oficial, el joven se ahorcó con una frazada. Poco antes se había quejado de las condiciones de encierro: en una celda sin luz ni comodidad alguna.
En diálogo con El Patagónico, la dolida madre comentó que "yo no hablé con nadie. Lo encontraron muerto en la comisaría. Hasta ahora no explicaron nada de nada, pero no se mató".
Sus familiares detectaron indicios de golpes, pero todavía no fueron llamados por ningún fiscal para brindarles mayores precisiones sobre esta nueva muerte en una comisaría en extrañas circunstancias.
Hay que recordar que el jueves Lucas, quien cumplía una condena por robo en la Seccional Tercera, participó de una audiencia judicial en la que denunció con nombres y apellidos a los policías que lo maltrataban y golpeaban, precisaron fuentes judiciales. Incluso la madre agregó que días antes le habían arrancado dos dientes.
Tras su denuncia, se optó por evitar eventuales represalias y por ello el joven Fuentes fue trasladado a la comisaría General Mosconi, donde fue alojado en un calabozo de aislamiento.
Lucas alcanzó a escribir una carta que se encuentra en poder de los fiscales Marcelo Crettón y Cristian Olazábal, quienes investigan este delicado caso en el que la familia acusa a los policías que estaban de guardia y a sus jefes.
Egea recién pudo recibir el cuerpo a las 23 del sábado para iniciar el velatorio. Contó que sus hijas cuando acariciaron el rostro de Lucas descubrieron que estaba maquillado y que debajo de esa base de crema se visualizaban moretones de los golpes que habría recibido.
Egea desconoce el resultado de la autopsia que ya se practicó y los avances de la causa.
"Pido justicia por mi hijo. Está comprobado que lo mató la policía. Lo único que sé es que no hay nadie detenido; que la guardia del día 10-12-2015, en el horario de 14 a 22, son los responsables y deberían estar detenidos", señaló.
La mujer sostuvo que "deben pagar por la muerte de mi hijo, el fiscal sabe en las condiciones que estaba ese día y los beneficios que le había dado. Es imposible que haya tomado esa decisión (presunto suicidio). El acta de defunción está incompleta y acusa asfixia mecánica. Pido al señor gobernador Mario Das Neves que saque a los policías asesinos que dejó Martín Buzzi".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico