La mágica "Ruta del Pehuén": un paseo para hacer todo el año

El nombre de este recorrido neuquino se lo da el árbol insignia de la provincia. Integran este paseo las localidades cordilleranas de Copahue – Caviahue, Aluminé, Villa Pehuenia – Moquehue. En invierno con la llegada de la nieve se puede disfrutar del esquí entre bosques de pehuenes y en verano de largas caminatas.

Copahue – Caviahue, Villa Pehuenia-Moquehue y Aluminé en Neuquén están conectadas a la Ruta del Pehuén a través de las Rutas Provinciales 13 y 23 y componen, junto a Río Negro, Chubut y Chile el Corredor de los Lagos . Están enmarcadas en el maravilloso bosque de araucarias o pehuenes que dan nombre al circuito.
El Pehuén es el árbol emblema de la provincia ya que es el único lugar de Argentina donde crece. Es reconocido por su particular forma y por lo que representa para los pueblos que se formaron a su amparo. Esta especie alcanza los 50 metros de altura, y sus ramas, que semejan una sombrilla, crecen alejadas de la tierra, en lo más alto del tronco. Allí las tribus formaban el "rehuen", el altar donde celebraban el "nguillatún", la ceremonia de rogativa a sus dioses.
Desde aquellos tiempos el pehuén aparece unido a los ritos mapuches, al "mapudungun", el sistema de comunicación de esta etnia araucana, una lengua sin escritura. Por esa carencia la "Machi" apela a sabias palabras para interceder entre su gente y el mundo de los espíritus, y por eso las costumbres y las tradiciones se mimetizaron en la lengua. Su fruto, el piñón, alimentó a generaciones y aún es empleado en la cocina regional.
Los pehuenes petrificados de Argentina y Chile testimonian su origen prehistórico, y otros estudios confirmaron que fue la especie dominante del jurásico.
Los escasos bosques que aún perduran en la tierra --los de Neuquén, los de Nueva Zelanda y Australia, los de Noruega, los de la costa española de Cantabria y los de las islas canadienses Reina Carlota-- provienen de aquellas exuberantes forestas.
En medio de este bosque tan particular las localidades ofrecen actividades de turismo aventura: trekking, senderismo, mountain bike, cabalgatas y pesca deportiva, así como deportes de aguas claras como rafting y kayac en el río Aluminé.
Quien elija visitar esta ruta este verano podrá disfrutar de una maravillosa experiencia que conjuga actividades en la naturaleza con termalismo, deportes y festividades populares entre otras propuestas.
En invierno la ruta propone dos sitios ideales para la práctica de deportes de nieve: el Cerro Caviahue en la localidad homónima y el Parque de nieve Batea Mahuida en Villa Pehuenia. Este último es el único en el país que es administrado por una comunidad originaria, la Comunidad Mapuche Puel. La nieve brinda un escenario ideal también para disfrutar de la excelente gastronomía y de los bosques nevados a través de una caminata.
Las rutas que vinculan a las tres localidades son –de sur a norte–: Ruta Provincial 23 que va de Aluminé a Villa Pehuenia y sigue hasta el paso internacional Pino Hachado desde allí se toma por la Ruta Nacional 242, se empalma con la Ruta Provincial 21 y luego se continúa por la Ruta Provincial 26 que llega hasta Caviahue-Copahue.
Cada uno de estos destinos cuenta con infraestructura de servicios para recibir al visitante y propone como valor agregado la tranquilidad que brinda estar en este rincón de la Patagonia.
El extremo norte de la ruta invita a recorrer Copahue y Caviahue, con sus aguas cristalinas, aromas de azufre y grises del fango, que se conjugan con los depósitos de minerales y dejan vestigios de un amarillo oxidado. Aquí se alza el volcán Copahue con sus termas, y la más relajante de las opciones es disfrutar de las aguas y los fangos de alta temperatura. Todo el año los viajeros llegan a recorrerla, sintiendo el crujir del calzado entre los pedregullos de restos volcánicos, como un desafío durante el verano bajo el sol y una aventura blanca en invierno, siempre deleitándose el paladar con el fruto del pehuén, el piñón.
Hacia el sur, en Aluminé, cada año las comunidades de la zona le rinden culto al mítico árbol sagrado con la Fiesta Nacional del Pehuén, celebración cargada de simbolismo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico