La mamá de Mónica Acuña declaró en el juicio por Iván Eladio Torres

La mamá de Mónica Acuña, cuya desaparición lleva más de 17 años, declaró ayer en el juicio por Iván Torres. "Pienso que lo hicieron desaparecer porque me ayudaba a buscar a mi hija", dijo. En tanto, uno de los testigos protegidos por organismos de Derechos Humanos participó de lo que se denomina "reconocimiento impropio", pero no identificó a ninguno de los policías procesados.

Tal como lo informó El Patagónico, el lunes por la tarde debían comparecer 5 de los testigos protegidos por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para ampliar sus declaraciones, en el marco del juicio que se lleva a cabo contra 14 policías por la desaparición forzada de Iván Eladio Torres (24), registrada en octubre de 2003.
A la convocatoria acudieron todos, pero uno solo aceptó participar del reconocimiento. Este testigo actualmente permanece detenido por otra causa. Se trata de Luis "el Francés” Gajardo, quien a partir de su primera declaración –realizada sin público, ni procesados, ni prensa— debió ser cambiado de lugar de detención y trasladado a otra localidad de la provincia.
Gajardo fue quien accedió a participar de lo que se conoce como “reconocimiento impropio”, pero no pudo identificar a ninguno de los policías.
A los demástestigos “vulnera
bles” (como se los identifica en el juicio), se les hicieron algunas preguntas puntuales que fueron surgiéndole a las partes a partir de la declaración que ya habían efectuado con anterioridad.

TAMBIEN SOSPECHA DE LA POLICIA
Mónica Chodil de Acuña también declaró ayer ante el Tribunal Oral Federal (TOF) que preside el juez Enrique Jorge Guanziroli y completan Pedro José de Diego y Nora Cabrera de Monella. La mujer contó que Iván la ayudó a buscar a su hija Mónica –quien desapareció el 21 de julio de 1998 luego de una celebración por el Día de Amigo entre compañeros de trabajo de La Anónima— en los primeros tiempos de la búsqueda y dijo sospechar de la policía en ambos casos.
No obstante, al ser consultada por las generales de la ley respecto a los procesados, afirmó conocer a Fabián Alcides Tillería y a Hernán Eliseo Leiva, quienes la ayudaron en la primera etapa de la desaparición de su hija y calificó a este último como “muy buen policía”.
La testigo también contó una experiencia relacionada con uno de los tantos llamados que recibió. Al respecto, el fiscal Teodoro Nürnberg la consultó sobre un caso específico en el que la persona que llamó dijo que “a Iván lo mató la policía y está metido el juez”, pero no continuó la charla porque solo pretendía que le suministrara el teléfono de la madre de Iván para decírselo a ésta.
Ayer también declaró uno de los cuatro médicos que en octubre de 2003 tenía el rango de suboficial y se desempeñaba en la policía. Fue convocado por un cometario “desafortunado” que hizo frente a un paciente y el hijo de ésta, a quien estaba atendiendo. La mujer después lo denunció.
Si bien le costó que recordar el episodio, finalmente lo hizo y refirió que fue un comentario fuera de lugar en el que sostenía que no todo era como se contaba y que Iván Torres se habría ido a Chile, tal como se corrió el rumor apenas la desaparición cobró ribetes de escándalo nacional.
En la jornada de ayer también declaró una antropóloga social que oportunamente fue convocada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) como perito en la causa. Si bien confirmó que nunca estuvo en Comodoro Rivadavia, ni se entrevistó con los testigos del caso, dijo que hizo un trabajo demográfico y de archivo, y que accedió a información sobre el expediente, archivos judiciales y estadísticas sobre detenciones, entre otro material que la llevó a concluir que es “muy probable que pueda ser un caso de desaparición forzada por abuso policial”.
Otros tres testigos "vulnerables" declararon ayer sin la presencia de público, prensa, ni procesados. Entre ellos estuvo Alejandro Lezcano, recientemente condenado a prisión perpetua por el homicidio del estudiante de Geología, Alejandro Balle, ocurrido en julio de 2013.
La toma de declaraciones continuó ayer por la tarde, donde estaba previsto escuchar a cinco testigos, mientras que hoy se realizará una de las últimas audiencias del año.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico