¿La manteca es mala para la salud?

¡Qué rico es comer una tostada con manteca! Pero ¿cuán dañino es para nuestro organismo consumir este tipo de grasa? Un nuevo estudio demuestra que ciertas grasas saturadas podrían tener efectos beneficiosos para la salud.

Uno de los principales problemas parece ser que decir simplemente que las grasas saturadas son malas o que la manteca debe regresar a nuestras mesas puede resultar engañoso, ya que es una cuestión de matices.
La recomendación de la Organización Mundial de la Salud es que sólo se debería consumir 10% o menos de calorías provenientes de grasas saturadas. El argumento es que este tipo de grasas aumenta el colesterol malo en la sangre, aunque también aumenta el bueno. El colesterol malo se incrusta en las arterias y eventualmente puede causar un ataque cardíaco o un derrame cerebral.
Algunos estudios se basan en cuestionarios en los que se pregunta a las personas qué comieron en el último año y luego comparan eso con otros resultados décadas después. Pero es difícil recordar qué comió uno hace tres semanas y, además, las dietas cambian a través del tiempo, resumió BBC Salud.
Los carbohidratos, y en especial los refinados como el plan blanco, pueden ser tan malos para tu salud como las grasas saturadas. Es sólo cuando se reemplazan éstas por grasas poliinsaturadas como las omega 3 y 6, que se observa una reducción significativa en los ataques al corazón.
"Lo que hemos constatado en los últimos siete años es que las grasas saturadas no son tan villanas como habíamos pensado", señaló el doctor Lee Hooper, quien condujo un estudio en la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido.

TIPOS DE GRASAS
Grasas saturadas –se encuentra en las carnes, incluyendo las procesadas como las hamburguesas, las salchichas, la manteca y el aceite de coco.
Grasas monosaturadas, que se encuentra en los aguacates, el aceite de oliva y varios tipos de nueces.
Grasas poliinsaturadas, que se encuentra en pescados aceitosos, aceites de vegetales y semillas.
Trans grasas –que se encuentran en galletitas, tortas y margarinas.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico