La mayoría de los argentinos tiene una imagen "negativa" de los supermercados

El estudio efectuado muestra que el 54,4 por ciento de los relevados tiene una imagen "bastante negativa" de los súper, entre los que integran el nivel socioeconómico bajo. Del resto, el 29,1 por ciento dice tener una imagen "regular" y sólo un 16,5 por ciento los ve con buenos ojos.

Según un relevamiento realizado por el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP), la mayoría de los consumidores tiene una imagen "bastante negativa" de las cadenas de supermercados, básicamente por las remarcaciones efectuadas durante el último período inflacionario.
El estadio efectuado para el diario Ámbito Financiero muestra que el 54,4 por ciento de los relevados tiene una imagen "bastante negativa" de los súper, entre los que integran el nivel socioeconómico bajo. Del resto, el 29,1 por ciento dice tener una imagen "regular" y solo un 16,5 por ciento los ve con buenos ojos.
Ante la pregunta si los supermercados acompañan a los consumidores en el actual contexto económico, un 90,1 por ciento de los encuestados respondió que "no" y sólo un 7,2% consideró que "sí" lo hicieron, "mucho y/o bastante".
Es que resulta claramente perceptible que, en lugar de acompañar a sus clientes, los supermercados se lanzaron desde enero último a una desenfrenada remarcación de precios, que fue uno de los factores que dispararon la inflación.
Dentro del exiguo porcentaje que ve positivamente a los supermercados, destaca la cadena Día (42,1 por ciento), la preferida de los sectores más bajos, aunque últimamente también por el sector ABC1.
En el otro extremo de ese rango positivo aparecen Jumbo (1 por ciento) y Disco (1,8 por ciento), ambos de la multinacional chilena Cencosud, y WaltMart (2,3 por ciento). En la mitad de la tabla aparecen Coto (14,5 por ciento), los chinos (8,8 pro ciento) y la francesa Carrefour (8,6 por ciento).
El índice de precios de supermercados (IPS-CESO), elaborado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), marcó en octubre pasado una inflación del 1,1% en relación con setiembre, pero a lo largo de año ha mostrado cifras porcentuales cómodamente superiores al 2% mensual. Es por ello que la suba en los últimos 12 meses es del 40%, mientras el acumulado de 2016 ya alcanza el 31%. Para la asociación Consumidores Libres, en tanto, la canasta básica de alimentos (según su histórico relevamiento de 38 productos en súper y negocios minoristas de CABA) registró un aumento del 1,06% en el décimo mes del año, mientras que en 2016 el incremento llega al 32,62%. Estas cifras son en algunos casos superiores al porcentaje acumulado del índice general de inflación, de acuerdo con consultoras privadas y organismos estatales. En esta coyuntura las ventas acumuladas de los supermercados en los primeros ocho meses de 2016 mostraron un aumento del 26,8% interanual, según el INDEC, lo cual en términos reales marca una contracción de más de 10 puntos porcentuales, según la inflación acumulada en los últimos 12 meses hasta agosto.
Si bien los supermercadistas salieron a negar en más de una oportunidad que ellos generen inflación, sino que es el Estado el que la produce a través de la emisión monetaria -habría que añadir los efectos de las devaluaciones del peso- para muchos especialistas de defensa del consumidor las cadenas hacen su aporte en el encarecimiento de los productos alimenticios y las tildan de "grandes formadoras de precios".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico