La minería entre los negocios con más potencial

Especialistas coinciden en que la industria minera tiene un futuro alentador para desplegar su desarrollo en el país. A fin de que se concrete esta premisa se necesita la revisión del marco impositivo que rige la actividad. La industria petrolera también tiene buen augurio para los próximos años.

Un relevamiento de La Nación entre economistas, empresarios y analistas ofrece una aproximación sobre cuáles serán las mejores inversiones en 2016: entre ellas se destacan la minería y el hidrocarburo.

Los especialistas ven a la minería con "buenas chances". Mientras el Gobierno Nacional se muestra atento a este panorama, los empresarios mineros reclaman para el desarrollo del sector una revisión del marco impositivo y el respeto a la ley de estabilidad fiscal que rige para la actividad.

Daniel Meilán, flamante secretario de Minería, quien ya pasó por esa función, fue nada más ni menos que el creador de la ley que los empresarios mineros consideran como el mejor instrumento para atraer inversiones.

Al respecto, Ignacio Aquino, socio de Corporate Finance de PwC, piensa que, pese a que los precios internacionales están muy bajos, la minería puede ser un actor destacado de los próximos tiempos. "Los recursos naturales son escasos, no están en todos lados y hay compradores estratégicos como China", remarca.

Por su parte, Julián Rooney, presidente de la Cámara de Comercio Argentino Británica, dice que se percibe "un clima de negocios distinto" y afirma que hay oportunidades en recursos naturales, minería, petróleo y gas.

La industria del hidrocarburo sigue siendo un segmento que depende del escenario global. Aunque el petróleo y el gas sufren los mismos problemas que la minería en lo que se refiere a los bajos precios internacionales, los analistas aún sitúan al desarrollo de hidrocarburos como una gran oportunidad de la economía que viene.

La Argentina se vuelve interesante para inversores con la intención de comprar a buen precio activos de alto potencial. La mayoría de las miradas apunta a la formación geológica Vaca Muerta, en Neuquén. Pero también podría haber novedades en la producción de petróleo y gas convencionales. En este caso, los analistas anticipan un futuro promisorio para cuando se recuperen los precios internacionales del petróleo, una cuestión que excede a la política económica local. Algunos pronósticos indican que eso podría ocurrir en dos años.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico